Publicado por BALEÀRIA el Miércoles, 13 Noviembre 2019

Como combustible marino, el Gas Natural Licuado (GNL) permite en la actualidad una reducción del 25% de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en comparación con los combustibles marinos convencionales. También las emisiones de otros contaminantes, como los óxidos de azufre (SOx), los óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas (PM), se reducen prácticamente a cero.

Baleària, en su apuesta por las energías limpias, incluye en su plan de flota, la construcción de tres nuevos buques (Eleanor Roosvelt, Hypatia de Alejandría, Marie Curie) y la remotorización de otros seis (Abel Matutes, Bahama Mama, Hedy Lamarr, Martín i Soler, Nápoles, Sicilia) propulsados con GNL entre 2019 y 2021. De estos buques que suponen casi un tercio de la flota, ya están operativos con GNL el Abel Matutes, Hypatia de Alejandría, Marie Curie y Nápoles.

La inversión prevista es de 360 millones de euros.

Estos buques unen la eficiencia energética a la digitalización (Smart ships). La inteligencia se aplicará en la experiencia del cliente, ofertando servicios premium propios de un crucero, y a la aplicación de soluciones tecnológicas, a través de los dispositivos móviles de los pasajeros.

En cuanto a la ecoeficiencia, las previsiones permiten cuantificar en 88.000 las toneladas de CO2 que se reducirían.

Estas emisiones de CO2 son las equivalentes a las emitidas anualmente por una ciudad con 12.000 habitantes. Todas estas emisiones dejarán de llegar a la atmósfera de ciudades como Algeciras, Barcelona, Canarias, Denia, Ibiza, Palma y Valencia en cuyos puertos operan estos barcos.

También es relevante la reducción de contaminación acústica ya que los motores de GNL permiten reducir el ruido ambiente en un 50% respectos a los alimentados por otros combustibles.

La reducción de emisiones afecta a la huella del pasajero, muy inferior a la de otros medios de transporte y, sobre todo, a otro grupo de clientes, los de carga, empresas de transporte por carretera y distribución alimentaria que ven reducida así su huella en el tramo marítimo. A estos últimos se les suministra información sobre estos parámetros de forma periódica todos los años.

Esta acción contribuye a alcanzar el ODS 11-Ciudades y comunidades sostenibles, mejorando la calidad del aire y el ODS 13-Acción por el clima, en la lucha contra el cambio climático.

Esta estrategia de navegación con GNL es la expresión más concreta del compromiso de Baleària con el medio ambiente, en especial el mar, mientras mantiene su competitividad.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias