Historia #PorElClima

Ortodoxos y Católico Romanos se unieron el pasado sábado 8 de Septiembre en Madrid, para celebrar juntos la Jornada Mundial de Oración para el Cuidado de la Creación. Este año el lema elegido en Madrid fue "Custodios del Aire".
Jornada Mundial de Oración para el Cuidado de la Creación. Madrid 2018. CUSTODIOS DEL AIRE QUE COMPARTIMOS

Acabamos de celebrar la IV JMOCC convocada por el Papa Francisco en unión con nuestros hermanos y hermanas ortodoxos, que inaugura el Tiempo de la Creación, un tiempo eclesial y ecuménico que nos invita a reflexionar sobre nuestra Casa Común y sus problemas humanos y ambientales, desde el 1 de septiembre al 4 de octubre.

En esta ocasión el Papa Francisco a elegido el tema de la Custodia del Agua, en su mensaje del 1 de septiembre, invitándonos a dar gracias por este vital elemento y por todos aquellos que luchan, para que los recursos hídricos de agua potable sean accesibles a toda la población mundial.

Todas las reflexiones propuestas por el Santo Padre, coinciden con el lema: ?Custodios del Agua?, elegido en Madrid para la JMOCC de 2017. Habiendo resultado ser un tema profético que precedió a uno de los periodos de sequía más destructivos de la historia de España.

Este año la Comisión Mixta Ortodoxa-Católica Romana, responsable de la preparación de las JMOCC en Madrid y que agrupa a representantes oficiales de la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal y del Arzobispado Católico Romano de Madrid, ha elegido como lema: ?Custodios del Aire que compartimos?, en sintonía con la acuciante preocupación mundial, especialmente de la OMS, ante el alto y creciente número de muertes prematuras asociadas a la contaminación atmosférica y ante el problema que supone el Cambio Climático producido por el alto índice de gases que producen efecto invernadero y por lo tanto aumentan el calentamiento en nuestra Casa Común.

Verdaderamente es un tema preocupante y que requiere de un claro compromiso ético, político y social, para reducir nuestras emisiones de CO2 y otros gases nocivos a la ya dañada atmosfera de nuestra Casa Común.

La OMS calcula que aproximadamente el 91% de la población mundial respira un aire insalubre, que causa unos 7 millones de muertes anuales en el mundo. La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) estimaba en 487.000 víctimas en Europa y 31.520 víctimas en España, por muerte prematura, según el informe de octubre 2017.

Recientemente investigadores de la Universidad de Harvard alertaban de que en caso de seguir aumentando las emisiones de CO2 en la atmósfera, en el año 2050 se reducirán los valores nutricionales de varios alimentos esenciales (trigo, maíz y arroz), reduciendo sus propiedades en Zinc, Proteínas y Hierro. Esto agravará aún más la desnutrición en el Tercer Mundo, ya que será más difícil buscar sustitutos, como las proteínas de la carne.

Incluso en China se han presentado estudios de como los efectos en la salud de la contaminación reducen la capacidad cognitiva, reduciendo nuestra capacidad de discernimiento inteligente.

Todas estas alertas nos han conducido en Madrid, a organizar una Jornada Mundial por el Cuidado de la Creación, orientada a la Custodia del Aire, el pasado sábado 8 de septiembre. Para ello hemos dividido la jornada en dos momentos importantes. Un momento de reflexión y compartir fraterno en el Colegio Maria Cristina de 17:00 a 19:00 h, en la Calle Antillón nº 6 (Metro de Puerta del Angel, Línea 6), en el cual se pudo debatir con los expertos sobre estos temas. Pablo Martinez de Anguita, Emilio Chuvieco y Angel Cabos nos presentaron a través del asombroso milagroso de nuestra Atmosfera, que es y que se puede hacer ante el Cambio Climático y cuáles son las propuestas políticas en nuestro país para frenar la contaminación atmosférica. Acto seguido tuvo lugar a las 19:30 h, la oración ecuménica presidida por el Cardenal Osoro y los obispos de la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal, el Metropolita Monseñor Policarpo y el Obispo Timotei.

Consideramos que este Tiempo para la Creación (del 1 de Septiembre al 4 de Octubre) es una oportunidad única para acercar a los fieles madrileños a las propuestas del Papa Francisco, en su encíclica Laudato Si, y sobre todo una forma eficaz de motivar a los asistentes a realizar una conversión en sus estilos de vida, para juntos poder reducir la contaminación de nuestra ciudad.