Publicado por Grupo Cooperativo Cajamar el Lunes, 16 Noviembre 2020

Grupo Cooperativo Cajamar pone en marcha una iniciativa pionera en la evaluación de la sostebilidad en las operaciones de financiación para importes significativos, iguales o superiores a 5 millones de euros.

Objetivos de la iniciativa

Entre los objetivos principales de esta iniciativa destaca la incorporación de criterios de sostenibilidad en la valoración de la concesión de financiación y evaluar la predisposición de las compañías a los riesgos climáticos de las empresas solicitantes. Otro objetivo relevante es emplear y testear nuestra herramienta de rating ambiental (Ecorating).

Resumen de la iniciativa

En 2020 Grupo Cooperativo Cajamar ha puesto en marcha una iniciativa pionera en la evaluación de operaciones de financiación para importes significativos (iguales o superiores a 5 millones de euros). Para la valoración de estas operaciones, además del tradicional estudio financiero que lleva a cabo el Grupo sobre la compañía, realiza también un informe de sostenibilidad detallado en el que se evalúan las siguientes cuestiones:

  • Exposición de la actividad principal de la compañía a los riesgos climáticos (físicos y de transición).
  •  Si la compañía se encuentra afectada por alguna de las Vinculaciones No Deseadas del Grupo (carbón mineral, fisión nuclear, pornografía, juego, etc.).
  • Consideración como actividad mitigadora del cambio climático o no, tal y como establece la Taxonomía TAXONOMÍA publicada por el Technical Expert Group on Sustainable Finance de la Unión Europea de junio de 2019: agricultura, silvicultura, manufactura, suministro de electricidad, etc.
  • Vinculación con riesgos sociales.
  • Valoración del rating ambiental de la compañía a través de nuestra herramienta de Ecorating.
  • Nivel de volumen de emisiones basados en datos nacionales de toneladas de CO2 equivalente por cada millón de euros de Valor Agregado Bruto asociados a la rama de actividad principal (CNAE) de la compañía.
  • Impacto en los límites planetarios (cambio climático, acidificación de los océanos, agotamiento de la capa de ozono, etc.) como consecuencia de la actividad de la compañía.
  • Evaluación del reporte de la huella de carbono de la compañía y la calificación obtenida en la gestión de estas cuestiones por organizaciones reconocidas a nivel global como, por ejemplo, Carbon Disclosure Project (CDP).
  • Cumplimiento de criterios ASG y calificación otorgada por las organizaciones de rating ASG más reconocidas como, por ejemplo, Vigeo Eiris, Sustainalytics, etc.
  • Contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.
  • Consideración como empresa de impacto en sostenibilidad.
  • Consideración de la actividad en estado de alarma, etc.
  • Estrategia de la compañía hacia la transición ecológica.
  • Valoración final del riesgo de la compañía en términos de sostenibilidad.

En los últimos años el Grupo ha desarrollado una metodología basada en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) para la cual, a cada uno de los CNAE o actividades, se les asigna una predisposición a riesgos físicos como el suelo, el agua, el viento y la temperatura. Lo mismo sucede para la predisposición al riesgo de transición, mientras que también nos permite conocer si la actividad (CNAE) está considerada como mitigadora del cambio climático o no.

Gracias a la metodología desarrollada y su materialización en la evaluación de operaciones significativas, podemos asignarle un riesgo a la compañía en términos de sostenibilidad.

Capacidad de reducción o absorción de CO2

Mediante esta iniciativa se han evaluado más de 57 operaciones con un valor superior a los 1.366 millones de euros. Sin embargo, el objetivo de la iniciativa no es medir las toneladas de CO2 evitadas si no introducir los criterios de sostenibilidad y la evaluación de riesgos ambientales y sociales en la valoración de concesión de financiación.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias