Publicado por Carlos Francisco Echeverría el Jueves, 27 Mayo 2021
¿Cuáles acciones personales y familiares reducen más nuestra huella de carbono? ¿Cómo integrarlas en nuestra vida cotidiana? Para responder a esas preguntas escribí el libro Salvación: Estrategias personales ante el cambio climático.
Cómo diseñar una estrategia para reducir nuestra huella de carbono

En diciembre de 2019, en Madrid, los gobiernos demostraron, una vez más, no estar a la altura del inmenso reto que representa el cambio climático para la humanidad. La XXV Conferencia de las Partes de la Convención sobre Cambio Climático fue, como casi todas sus antecesoras, decepcionante. A pesar de la creciente presión ciudadana, los acuerdos alcanzados fueron del todo insuficientes para orientar al mundo hacia el logro de la meta del Acuerdo de París de 2015: contener el aumento de la temperatura global muy por debajo de 2 ºC respecto de la era preindustrial, e idealmente cerca de 1,5 ºC.

La lenta respuesta de los órganos oficiales puso de relieve lo que nosotros, como consumidores y ciudadanos, podemos y debemos hacer para complementar las políticas públicas. ¿Cuáles son las acciones más importantes que deberíamos adoptar, en la vida privada, para reducir nuestra contribución al calentamiento global? A inicios del año 2020 decidí buscar la respuesta a esa pregunta, pero me equivoqué al creer que sería fácil hallarla. Existen numerosos libros, artículos científicos y documentos oficiales sobre cambio climático, pero muy pocos nos dan una idea clara y concreta de lo que nos toca hacer en la esfera particular. Estaba en el proceso de desbrozar esa información, para mis propios fines, cuando el confinamiento por la pandemia me abrió la posibilidad de escribir, prácticamente sin distracciones, un libro que resumiera, ordenara y jerarquizara lo que fui descubriendo. El resultado es "Salvación: Estrategias Personales ante el Cambio Climático", publicado por la editorial Libros.com en mayo de 2021.

Me hubiera gustado redactar una especie de manual, un sencillo instructivo con acciones que cualquier persona pudiera adoptar para reducir su huella de carbono personal o familiar, pero eso es imposible. El lugar en el que vivimos, nuestro trabajo, los medios económicos de que disponemos y muchas otras variables condicionan la posible respuesta de cada cual ante el cambio climático. Me propuse, en consecuencia, ofrecer información sobre los temas clave en la materia, de modo que el lector tenga elementos de juicio para diseñar sus propias estrategias, según su circunstancia particular. Lo que ofrezco, entonces, es un modelo para armar.  Espero que lo encuentren útil.

El libro se puede adquirir a través de este enlace:  https://bit.ly/2R7a7aG

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias