Publicado por Energía Innovación y Desarrollo Fotovoltaico el Viernes, 22 Enero 2021
Las consecuencias del temporal Filomena, que azotó la meseta central hace ya dos semanas, todavía son visibles en puntos del centro peninsular. La gran nevada cubrió las calles y los tejados con un espeso manto blanco que sigue acumulado
¿Cómo afecta la nieve a la producción de los paneles solares?

Hay que aclarar que las instalaciones fotovoltaicas están diseñadas para soportar las inclemencias climáticas. Los estudios de producción de las plantas de autoconsumo o de generación tienen en cuenta la normativa de cálculo del Código Técnico de Edificación (CTE) para determinar el peso que puede ser soportado por los paneles solares en cada ubicación geográfica. Además, los módulos son sometidos a diferentes pruebas de presión para valorar su calidad y durabilidad durante el diseño y fabricación. Si el cálculo es incorrecto y el peso sobrepasa la capacidad de los módulos, sí que pueden producirse fracturas y torsiones en la estructura.

Ante una nevada sin precedentes como la que hemos vivido en España, la acumulación de más de 3-4 centímetros de nieve densa sobre los paneles puede bloquear el paso de la luz solar y mermar la producción o, incluso, frenarla. La retirada y limpieza de los módulos es la solución para recuperar el funcionamiento. Esta siempre debe ser llevada a cabo por un equipo profesional, ya que el uso de algún material inadecuado puede causar estragos en la superficie del panel.

No obstante, la acumulación de nieve en instalaciones fotovoltaicas no suele ser motivo de preocupación en climas como el nuestro. La inclinación habitual de las cubiertas y la colocación angular de los paneles, facilita de forma natural que la nieve resbale, sin quedarse adherida. Así que lo más recomendable es esperar a que la nieve se vaya deslizando y deshaciendo, sin necesidad de intervenir.

En instalaciones sobre suelo en zonas en las que las nevadas son frecuentes, hay que tener en cuenta durante el proceso de diseño y dimensionamiento la altura a la que colocar los paneles para evitar que la nieve alcance y se acumule en dichos módulos.

También conviene destacar que la nieve puede tener un efecto positivo en la producción y rendimiento de los paneles solares. Cuando la nieve se sitúa alrededor de una placa, ayuda a que se refleje la luz del sol, impulsando la captación de radiación durante el invierno.

En EDF Solar  hemos estado muy pendientes de la monitorización de nuestras plantas fotovoltaicas para comprobar si se han visto afectadas por la nevada. En el centro peninsular hemos registrado la parada de producción durante un par de días de alguna instalación, por lo que la operatividad se recuperó pronto. 

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias