Actúo

Actualidad #PorElClima

Publicado por Carmelo Marcén Albero
En actualidad #PorElClima hace 3 semanas

Dicen que el Tesla será un coche eléctrico accesible para la mayor parte de las economías domésticas. Además, al no estar sujeto a los vaivenes de precios, producciones y contaminaciones de los combustibles fósiles –habrá que estar atentos a las maniobras de las compañías suministradoras de electricidad-, va a permitirnos movernos sin la culpabilidad –económica y ambiental- que ahora experimentamos.

Dicen que está al rodar, que quieren vender un millón de unidades del Tesla 3 en 2020, dado el ritmo actual de reservas que se acerca a 1.800 diarias. Pero es que además algunos lo han llamado ya el coche fantástico porque llevará un ordenador a bordo capaz de guiarnos sin que nosotros movamos un dedo, además de muchas cámaras para hacer segura la conducción. Suponemos que si lo viera Nikola Tesla, el científico serbio-estadounidense al que le hicieron toda serie de tropelías los Edison y compañía para ningunearlo –no todo lo que se dice es verdad o mentira-, sentiría como suyo el invento. Seguro que los más jóvenes no vieron la serie televisiva de los 80 “El coche fantástico” en la que Michael era la envidia de todos nosotros al poder interaccionar mentalmente con el coche inteligente y parlante, que lo salvaba en múltiples aventuras. Tesla murió en 1943 y todavía la aventura del coche eléctrico, barato y universal no se ha hecho realidad. Pero sería fantástico que un día todos los coches, al menos una mayoría, fuesen eléctricos.

Artículo publicado en Eco's de Celtiberia