Publicado por ENAGÁS el Miércoles, 13 Noviembre 2019

El modelo de gestión de eficiencia energética y reducción de emisiones de Enagás se basa en la mejora de la eficiencia energética y la minimización de la huella de carbono en sus instalaciones, uno de los 3 drivers de su Estrategia de Sostenibilidad.

El modelo de gestión de eficiencia energética y reducción de emisiones de Enagás, actualmente en proceso de certificación de acuerdo a la norma ISO50001, se basa en el compromiso público, a través de la fijación de objetivos, el Plan de Eficiencia Energética y Reducción de Emisiones, así como en el reporte y seguimiento a través de indicadores de eficiencia energética y la huella de carbono, certificada según ISO 14064 y que ascendió a 304.758 de toneladas de CO2 en 2018.

El elemento central del modelo es el Plan de Eficiencia Energética y Reducción de Emisiones, que recoge las medidas de reducción de consumos energéticos y emisiones de metano implantado desde 2013. Hasta la fecha se ha conseguido reducir la huella de carbono en más de un 40% y evitar la emisión a la atmósfera de cerca de 1 millón de toneladas de CO2. Entre las medidas puestas en marcha destacan la instalación de diversos equipos y tecnologías en sus instalaciones que han permitido reducir los consumos energéticos (compresores, turboexpander, variadores de frecuencia, etc.).

Este plan se actualiza anualmente con nuevas medidas y estudios, que identifican entre las mejores prácticas del sector gracias a la participación en los grupos de trabajo de las principales asociaciones sectoriales.

Actualmente los principales proyectos por los que apuesta Enagás en materia de eficiencia energética y reducción de emisiones son la sustitución de turbocompresores de gas por compresores eléctricos en sus estaciones de compresión y las campañas anuales de detección y reparación de emisiones fugitivas en todas sus instalaciones. Con ambos proyectos, Enagás espera evitar la emisión de más de 3 millones de toneladas de CO2 desde 2020 hasta 2040.

La reducción de emisiones a través de la eficiencia energética es una oportunidad para alcanzar los compromisos climáticos. Por ello, constituye un ámbito de actuación prioritario para Enagás. La minimización de la huella de carbono les permite reforzar la competitividad del gas natural a corto plazo como una energía en transición y promover el uso del gas natural licuado como combustible para la descarbonización futura como combustible en el sector del transporte, especialmente marítimo.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias