Publicado por LAURA el Miércoles, 02 Junio 2021

Para reducir nuestro residuo mensual decidimos sustituir los briks de leche por leche vegetal hecha en casa. Los tetrabriks son residuos difíciles de reciclar y generábamos bastantes al mes. Ha sido un éxito. Ahora ahorramos dinero y basura.

Desde hace ya tiempo mi pareja y yo intentamos reducir nuestros residios del hogar. Nos dimos cuenta de que una de las cosas menos reciclables que más consumíamos y que ademas generabamos más residuo eran los tetrabricks de leche. En la zona donde vivimos no hay posibilidad de obtener la leche de máquinas expendedoras, llevando la botella uno mismo.

Investigando por internet valoramos la posibilidad de hacer leche vegetal casera en casa. De esa forma nos ahorrábamos bastantes tetrabriks al mes.

Hay diferentes "milk makers" en el mercado que te facilitan la labor. Nosotros ahora hacemos leche de avena y estamos encantados. El proceso es totalmente zero waste. Además los posos de avena sobrantes los usamos para hacer tortitas, galletas, muesli...

Un gran acierto.

Si leéis esta historia, os invito a que lo probéis en casa. Ahorra dinero y residuos.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias