Publicado por TELEFÓNICA S.A. el Martes, 17 Noviembre 2020

El proceso de transformación de la red implica el apagado de centrales (edificios técnicos) de cobre, concretamente 482 hasta diciembre de 2019, que supone una mejora en la eficiencia (económica y ambiental) de la operación y mantenimiento de la red.

Objetivos de la iniciativa

A finales de 2018 publicamos el Marco de Financiación Sostenible de Telefónica (Telefónica SDG Framework. November 2018) bajo el cual la Compañía ha emitido a principios de 2019 el primer Bono Verde del sector de las telecomunicaciones a nivel mundial. Los fondos obtenidos servirán para financiar proyectos destinados a incrementar la eficiencia energética de la Compañía gracias al proceso de transformación de la red de cobre hacia la fibra óptica, que es un 85% más eficiente energéticamente en el acceso del cliente que la red de cobre. La transformación de la red ha permitido ahorrar 346 GWh en los cuatro últimos años, lo que supone evitar la emisión a la atmósfera de 93.297 toneladas de CO2. 

El proceso de transformación de la red implica el apagado de centrales (edificios técnicos) de cobre, concretamente 482 hasta diciembre de 2019. Esto representa una mejora en la eficiencia (económica y ambiental) de la operación y mantenimiento de la red. El objetivo es la migración de todos los clientes minoristas de cobre a fibra antes de 2025. 

Resumen de la iniciativa 

Telefónica fue la primera empresa de telecomunicaciones a nivel mundial en emitir un bono verde (enero 2019) asignando los fondos a la transformación de la red fija de Telefónica España, pasando del cobre a la fibra óptica hasta el hogar (FTTH, ?Fiber To The Home?)). Gracias a esta emisión, Telefónica ha sido galardonada con el premio al mayor emisor del sector TIC de los ?Green Bond Pioneers Awards? organizados por ?Climate Bonds Initiative?. 

Esto permite crear la red del futuro, más eficiente y limpia, siendo el habilitador de multitud de servicios digitales con impacto positivo en la sociedad. Gracias a la fibra, Telefónica cuenta con una red más preparada y adaptada a las demandas del 5G, la virtualización y servicios como cloud, edge computing, big data o analytics. 

Esta transformación busca la máxima eficiencia, de negocio y medioambiental, en el despliegue y mantenimiento de la red. La importancia de esta iniciativa se basa en la mayor eficiencia de la fibra respecto al cobre, permitiendo: 

Mayor simplificación y eficiencia ambiental: 

  • Eficiencia energética: el acceso por fibra por usuario consume entre 7 y 20 veces menos energía (>85% eficiencia) que en cobre. 
  • Cierre de centrales: la fibra tiene 4 veces más alcance, permite apagar centrales. 
  • Economía circular: facilita el reciclaje de equipos y cables para la obtención de materias primas.
  • Calidad de red y reducción de mantenimiento. 
  • Emisiones de CO2 evitadas gracias a los servicios digitales que necesitan la capacidad y velocidad de la fibra. 

Impacto social y económico en personas, empresas y territorios: 

  • Facilita educación digital, emprendimiento, nuevos modelos de negocio y de relación, mayor capacidad de conciliación familiar y laboral, acceso a servicios de salud o fijación de población en zonas rurales. 
  • Diferentes estudios indican que las comunidades con banda ancha con altas velocidades cuentan con PIB más alto (+1,1%) que otras que no disponen de este tipo de conexión. 
  • Conectividad: España dispone de la mayor red FTTH de Europa. Más de 4 millones de clientes conectados y 21 millones de unidades inmobiliarias pasadas. 

Capacidad de reducción o absorción de CO2

La FTTH (Fibra hasta el hogar) es un 85% más eficiente energéticamente en el acceso del cliente que la red de cobre. Ha permitido ahorrar 346 GWh en los cuatro últimos años, lo que supone evitar la emisión a la atmósfera de 93.297 toneladas de CO2, equivalente al carbono capturado por 1.543.000 árboles. Además, el despliegue de fibra ha hecho posible que Telefónica cierre una central de cobre al día, reutilizando muchos equipos y reciclando todo el material como parte de su compromiso con la economía circular. 

La fibra favorece la digitalización de la sociedad y las empresas, a través de productos y servicios digitales basados en el internet of things, cloud, o big data entre otros. Todo ello tiene un impacto ambiental positivo ya que contribuyen a la reducción del consumo de energía, menores emisiones de CO2, menor consumo de agua y promueven la economía circular. 

Gracias a servicios digitales con beneficio ambiental como teletrabajo, eHealth o soluciones IoT, nuestros clientes han evitado la emisión de 3,2 millones de tCO2. 

¿La iniciativa está alineada con la estrategia de reducción 1,5 ºC? 

Los fondos obtenidos servirán para financiar proyectos destinados a incrementar la eficiencia energética de la Compañía gracias al proceso de transformación de la red de cobre hacia la fibra óptica en España. 

Contribuye así a la estrategia de descarbonización de Telefónica y sus nuevos objetivos, alineados con el mayor grado de ambición de ayudar a limitar el aumento de la temperatura global a 1,5ºC y validados por Science Based Targets initiative (SBTi):

  • Más eficiencia energética: reducir un 85% el consumo de energía por unidad de tráfico (MWh/PB) a 2025 frente a 2015.
  • Más energía renovable: usar el 85% de la electricidad de fuentes renovables en 2025 y el 100% en 2030.
  • Menos emisiones de CO2, con una disminución del 50% para 2025 y un 70% a 2030 respecto a 2015. Además, conseguir ser ?carbon neutral? en 2030 en los cuatro principales mercados (España, Reino Unido, Alemania y Brasil) y toda la compañía en 2050.
  • Reducir las emisiones de CO2 en nuestra cadena de suministro un 30% por euro comprado a 2025, respecto a 2016 (alcance 3).
  • Evitar 10 t CO2 en los clientes por cada una emitida por Telefónica en 2025.
Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias