Publicado por Abora Solar el Martes, 12 Noviembre 2019

Conseguir instalaciones solares rentables fuera del cinturón solar, la franja de países con mayor irradiación del sol. Actualmente, la mayor parte de las instalaciones con tecnología solar se instala dentro del cinturón solar, ya que es donde salen rentables gracias a recibir irradiación solar durante todo el año.

La gran limitación de las instalaciones térmicas solares se encuentra en que los meses de mayor producción solar (verano) es el momento del año con menor demanda térmica. Esto conlleva que las instalaciones solares térmicas tan sólo cubran en torno al 10-20% de la demanda térmica total del edificio.

Para solventar esta desventaja, Abora propone instalaciones de paneles solares híbridos (generan agua caliente y electricidad en el mismo panel) junto con un sistema de acumulación estacional. Los paneles solares híbridos de Abora (panel solar certificado como el más eficiente del mundo) calientan el agua con la energía solar en verano y se almacena en depósitos para usarla en los meses fríos. Esta acumulación se almacena con una amplitud térmica estacional entre 20 y 500C a lo largo del año. Este calor se transfiere al edificio mediante una bomba de calor. Debido a la elevada temperatura del foco frío, esta bomba de calor tiene un coeficiente de rendimiento (COP) muy elevado (además para su consumo usa en parte la electricidad generada por los paneles). La acumulación estacional permite almacenar el excedente de calor (agua caliente) de los meses centrales del año para utilizarlo en los meses invernales, con un porcentaje de aprovechamiento del 90% de la energía almacenada.

Como ejemplo, mostramos un caso de éxito que se está realizando en Zaragoza (España), y extrapolable a cualquier país. Se está realizado la rehabilitación de un edificio público existente (Universidad de Filosofía y Letras), donde se partía de una demanda de 150 kWh/(m2/año) y se ha logrado reducirla a 7 kWh/(m2/año).

Para ello se han realizado 2 acciones:

  • Minimizar la demanda mediante medidas pasivas.
  • Instalación de paneles solares híbridos con acumulación estacional.

Gracias a este sistema se está evitando la emisión de 42.822 kgCO2/año a la atmósfera, mejorando un 95% las emisiones de CO2. Todo ello contribuye a mejorar la salud no solo de los usuarios del edificio, sino de toda la población de la ciudad, ya que se evita la contaminación del aire.

Como beneficios y valores de la iniciativa destacan:

  • Utilizar la energía solar durante todo el año (incluso en países con varios meses sin sol).
  • Se puede realizar tanto en edificios nuevos, como en existentes.
  • Reducción de las emisiones de CO2 del edificio en un 95% y, en consecuencia, ciudades más limpias y con mayor calidad del aire.
  • Reducción de costes energéticos (mejora de la economía de los usuarios del edificio).
Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias