Acciones #PorElClima

Acción clasificada en: Acciones A Personas A Agua

Los sistemas de reutilización de aguas grises pueden permitir la reducción del consumo de agua en más de 18.000 litros al año por persona.

La reutilización de las aguas grises, el agua sobrante que se vierte por los desagües de las bañeras, los lavabos, las pilas de la cocina, el lavavajillas o la lavadora, necesita de un tratamiento previo para su reutilización. Para ello, se requiere la recogida de las aguas y su redirección hacia un sistema de filtrado y de desinfección para volver a utilizar el agua en diferentes usos domésticos.

El uso más común se produce en las cisternas de los inodoros, que no requieren agua de gran calidad, aunque también se emplean para el riego de zonas verdes o en la limpieza de exteriores.

Reutilizando las aguas grises para su uso en las cisternas se pueden alcanzar ahorros de alrededor de 50 litros por persona y día (para una familia media de 4 personas supondría un ahorro de unos 200 litros por día), entre un 24% y un 27% del consumo diario de agua en la vivienda. Si este sistema se implanta en hoteles o instalaciones deportivas, los ahorros en el consumo de agua pueden superar el 30%.