Acciones #PorElClima

Con bombillas LED ahorras hasta un 90% de la energía consumida en comparación con las bombillas tradicionales, y mejoras en calidad de luz.

La iluminación supone de media el 18% del consumo eléctrico del hogar. Las bombillas LED tienen una alta eficiencia energética (sobre todo si cuentan, al menos, con la etiqueta energética A+) y permiten reducir el consumo de energía eléctrica entre un 80 y un 90%. 

LED significa "diodo emisor de luz". Este tipo de bombillas utilizan materiales semiconductores que emiten luz o radiación que se transforma en luz y tienen una vida útil entre 10 y 30 veces mayor que las bombillas incandescentes (de media hasta 25.000 horas de vida útil).

¿Por qué usarlas?:

  • Ofrecen la máxima intensidad luminosa instantáneamente.
  • Resisten muy bien los encendidos y apagados continuos y proporcionan un alto índice de reproducción del color (Ra > 90). 
  • Permiten el uso de reguladores de intensidad
  • Incorporan materiales y estructuras disipadoras del calor, ya que se dañan por altas temperaturas.
  • No contienen mercurio.
  • Generan el mayor ahorro económico en consumo eléctrico a lo largo de su vida útil. 
  • Aunque el coste es mayor que el de una bombilla fluorocompacta-CFL, el plazo de recuperación es de unos 3 años por la reducción de costes anuales vinculados al consumo de energía.

La reducción de emisiones de GEI, si usas bombillas LED, es de 71,04 KgCO2 por persona/año, lo que equivale a las emisiones de CO2 emitidas en un trayecto en coche entre Toledo y Écija (Toledo) de 375 km.