!Suma acciones y añadelas a tu perfil!
Reduce tus emisiones en 10 KgCO2eq /año

Por cada grado que se incrementa en la calefacción el consumo de energía puede aumentar entre un 7% y un 11%.

Las necesidades de calefacción de una vivienda no son constantes ni a lo largo del año ni a lo largo del día. Aunque la sensación de confort es subjetiva, una temperatura entre 19°C y 21°C es suficiente para obtener esta sensación. Además, por la noche, en los dormitorios es suficiente una temperatura entre 15°C y 17°C para sentir comodidad. Para ello, se deben utilizar los distintos sistemas de regulación y control que están a disposición del usuario (termostatos, válvulas termostáticas en los radiadores, etc.).

Ten en cuenta estos consejos prácticos para ahorrar energía, reducir emisiones de CO2 y así reducir la factura eléctrica:

  1. Una temperatura de 21°C es suficiente para mantener el confort de una vivienda.
  2. Apaga la calefacción mientras duermes y, por la mañana, espera a ventilar la casa y cerrar las ventanas para encenderla.
  3. Es posible reducir el consumo de energía entre un 8% y un 13% colocando válvulas termostáticas en radiadores o termostatos programables.
  4. Reduce la posición del termostato a 15°C (posición ?economía? en algunos termostatos) si te ausentas por unas horas. Programa la calefacción en su caso teniendo en cuenta los momentos en los que estás en la vivienda.
  5. Ten en cuenta que el mantenimiento adecuado de una caldera individual puede generar una reducción del consumo de energía de hasta un 15%. Cuando los radiadores están sucios el aire contenido en su interior dificulta la transmisión del calor desde el agua caliente al exterior. Este aire debe purgarse al menos una vez al año, al iniciar la temporada de calefacción (en el momento que deje de salir aire y comience a salir sólo agua, estará limpio).
  6. No se deben cubrir los radiadores ni poner objetos al lado ya que se dificulta la adecuada difusión del aire caliente.
  7. Para ventilar completamente una habitación es suficiente tener abiertas las ventanas alrededor de 10 minutos, no se necesita más tiempo para renovar el aire.
  8. Cierra las persianas y cortinas por la noche, evitan importantes pérdidas de calor.

La reducción de emisiones de GEI, si mantienes la calefacción entre 19ºC y 21ºC, es de 10,58 kgCO2 por persona/año, lo que equivale a las emisiones de CO2 emitidas en un trayecto en coche entre Logroño y Calahorra (Zaragoza) de 56 km.