!Suma acciones y añadelas a tu perfil!
Reduce tus emisiones en 200 KgCO2eq /año

Consumir productos locales y de temporada tiene muchas ventajas: menos emisiones, mejor calidad de los productos y ahorro de dinero

huerto2

Los productos de temporada y de proximidad generan menos emisiones de CO2 al no tener que mantener el producto en cámaras o producirla en invernaderos.

Algunos de los alimentos más "viajeros" son: los garbanzos, las manzanas, el vino o la carne de porcino. Los garbanzos de México recorren distancias en barco y camión de más de 9.000 km. Las manzanas de Francia e Italia 2.000 km. El vino chileno recorre más de 12.000 km y la carne de porcino procedente de los países bajos o Alemania que viaja más de 2.900 km.

Si al comprar nos fijamos en el origen de los productos, podemos conseguir grandísimos ahorros de CO2. Y si son de temporada, no tendrán la huella de la consevación en cámaras o el trasnporte de lugares lejanos.

En el caso de las manzanas, las emisiones de CO2 suponen entre 200 y 300 kg de CO2 por tonelada (entre 10 y 15 veces más que la huella de carbono asociado al trasporte local) y la carne de porcino entre 473 kg de CO2 por tonelada, 20 veces superior.

Hay que tener en cuenta que el consumo local contribuye a luchar contra el cambio climático, además de impulsar la economía local y mantener los puestos de trabajo. Si el producto local es a la vez de temporada, la reducción de emisiones de CO2 será todavía mayor gracias a que no es necesario consumir energía para su mantenimiento en cámaras o para generar calor necesario para la producción en invernaderos.

Este contenido es una acción #PorElClima, encuentra má acciones en: Acciones #PorElClima Acciones de consumo e inversiones