Acciones #PorElClima

Acción clasificada en: Acciones A Personas A Energía

La programación de la temperatura de la calefacción permite obtener la temperatura adecuada en el momento necesario y conseguir hasta un 13% de ahorro de energía.

Un termostato programable permite que la temperatura de la calefacción sea la adecuada en el momento necesario, lo que tiene como resultado ahorros energéticos de entre un 8% y un 13% en función de la regulación de las temperaturas.

En los casos en los que la vivienda no esté ocupada durante un número de horas elevado se recomienda la sustitución del termostato normal por otro programable. El aparato permite fijar las temperaturas de la calefacción en diferentes franjas horarias e, incluso, programar periodos más largos como los fines de semana o días especiales.

Los termostatos programables no requieren realizar obras para su instalación y su precio en el mercado oscila entre los 150 euros y los 200 euros. Esta cantidad se amortiza rápidamente por los ahorros energéticos conseguidos, y los ahorros económicos correspondientes.

También existen sistemas de control y regulación centralizados, conocidos como sistemas domóticos. Estos sistemas permiten diferenciar distintas zonas de la vivienda, registrar y dar la señal de aviso en caso de averías y también integrar funciones de seguridad contra robo, de confort y manejo de equipos. Pueden ser activados a distancia y también permiten la programación desde el teléfono móvil u otros periféricos.