!Suma acciones y añadelas a tu perfil!

El rediseño de los sistemas de transporte público colectivo en función de los lugares de trabajo y los núcleos con mayor población permiten sistemas más eficientes y un mayor número de usuarios, lo que facilita la reducción de las emisiones de CO2. Por ejemplo, en la ciudad de Malmö (Suecia) cambios en las rutas de los autobuses urbanos supusieron un 20% más de pasajeros en los cinco primeros meses.

Este contenido es una acción #PorElClima, encuentra má acciones en: Acciones #PorElClima Acciones de movilidad Acciones climáticas para administraciones