Acciones #PorElClima de energía para ciudadanos
ACCIONES #PORELCLIMA

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos utilizamos energía para realizar muchas acciones de nuestra vida cotidiana. Esta energía proviene, en su mayor parte, de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas) que producen grandes cantidades de emisiones de CO2 que están afectando gravemente a la atmósfera. Pequeños cambios en nuestros hábitos y en nuestro hogar pueden mejorar el clima de nuestro planeta.

ACCIONES PENSADAS PARA TI
  • Utilizo iluminación LED

    Las bombillas LED permiten ahorrar hasta un 90% de la energía eléctrica consumida en comparación con las bombillas incandescentes, con la misma calidad de luz.

  • Minimizo el uso del stand by en mi hogar

    Los aparatos en stand-by suponen alrededor del 7% del consumo de energía eléctrica del hogar. Este consumo supera ampliamente los consumos generados por la refrigeración y se equiparan al consumo de una lavadora.

  • Mantengo la temperatura de la nevera a 5 ºC y la del congelador a -18 ºC

    Casi el 18% de la electricidad consumida en las viviendas españolas se destina a la refrigeración y congelación de los alimentos. Cada grado de menos representa un 5% más de consumo.

  • Cocino con las ollas tapadas

    Cocinar con un recipiente utilizando su tapa ahorra hasta un 25% de energía. Si, además, escoges el tamaño adecuado de sartén o de olla se puede llegar a reducir el consumo un 90%.

  • Selecciono electrodomésticos y aparatos electrónicos de la clase energética más alta

    Los equipos con etiquetado energético de la clase más alta son los más eficientes y pueden generar importantes ahorros en la factura eléctrica y menores emisiones de CO2. El menor consumo de energía a largo de la vida útil del electrodoméstico compensará su coste inicial que, en algunos casos, es superior.

  • Mantengo el termostato de la calefacción entre 19 ºC y 21 ºC en invierno

    Por cada grado que se incrementa en la calefacción el consumo de energía puede aumentar entre un 7% y un 11%.

  • Coloco sistemas de aislamiento en ventanas y puertas

    Entre el 25% y el 30% de las necesidades de calefacción son debidas a las pérdidas de calor que se originan en ventanas y puertas del hogar.

  • Contrato electricidad procedente de fuentes renovables en mi hogar

    Las energías renovables producen energía con cero emisiones de CO2. Además, no se agotan cuando las consumimos ya que se renuevan de forma natural.

  • Apago las luces de mi hogar

    Apagando las luces en las habitaciones donde no hay nadie se generan importantes ahorros de energía que generan reducciones de CO2 y permite ahorros anuales de hasta 150 € al año.

  • Instalo interruptores y/o reguladores para adaptar el nivel de iluminación por zonas

    Se consiguen ambientes más confortables e importantes ahorros adaptando la iluminación a las necesidades de estos y dando preferencia a la iluminación localizada.

  • Mantengo limpias las lámparas y pantallas

    Mantener limpias las lámparas y las pantallas, aumentará la luminosidad, sin aumentar el consumo.

  • Utilizo las escaleras en lugar del ascensor

    El 75% del consumo de energía de un ascensor se destina a la iluminación de la cabina y el 25% restante se utiliza para hacer funcionar el sistema de tracción del ascensor.

  • Utilizo los programas ecoeficientes de los electrodomésticos

    Utilizar un programa de lavado a 90°C, además de estropear la ropa, consume casi el doble de energía eléctrica que un programa a 60°C.

  • Utilizo los electrodomésticos a plena carga (lavavajillas, lavadora, etc.)

    Durante el lavado manual de 140 piezas de vajilla se consume una media de 106 litros de agua y 2,3 kWh, con el lavavajillas a carga completa solo 20 litros de agua y 1,2 kWh.

  • Utilizo termostatos programables para regular la temperatura de la calefacción en mi hogar

    La programación de la temperatura de la calefacción permite obtener la temperatura adecuada en el momento necesario y conseguir hasta un 13% de ahorro de energía.

  • Mantengo el termostato del aire acondicionado entre 24ºC y 26ºC en verano

    Reducir en un grado la temperatura en el termostato del aire acondicionado genera alrededor de un 8% más de consumo de energía eléctrica y un aumento de las emisiones de CO2.

  • Utilizo el calor residual de la placa vitrocerámica o eléctrica apagándola unos minutos antes

    Adelantando el apagado de la placa se ahorra energía y la comida se sigue cocinando gracias al calor residual.

  • Selecciono criterios de construcción eficiente y bioclimáticos

    El diseño de las infraestructuras puede generar una reducción considerable del consumo energético de la instalación y, por tanto, reducir las emisiones de CO2. Para ello es necesario implementar determinados elementos arquitectónicos para aprovechar el calor del sol y la ventilación natural, definir la mejor orientación o utilizar materiales de construcción adecuados.

  • Utilizo siempre que se pueda el microondas en lugar del horno

    Cocinar utilizando el microondas en vez de otros sistemas como el horno convencional permite reducir entre el 60% y el 70% de la energía y además reducir los tiempos para cocinar los alimentos en muchas ocasiones.

  • Sustituyo la caldera de combustible fósil por una de biomasa

    Las calderas de biomasa consiguen el mismo confort reduciendo en hasta un 40% el consumo energético si se compara con una caldera a gasoil.

  • Instalo energías renovables para producir electricidad en mi hogar

    Las energías renovables producen energía con cero emisiones de CO2. Además, no se agotan cuando las consumimos, ya que se renuevan de forma natural.

  • Uso programas de lavado en frío

    Entre el 80% y el 85% de la energía que consume una lavadora se requiere para calentar el agua del proceso de lavado.

  • Configuro el modo de ahorro de energía de los equipos electrónicos de mi hogar

    Las pantallas de ordenador, por ejemplo, que disponen del modo de ahorro de energía, utilizan entre un 25% y un 60% menos de electricidad que los modelos estándar. Y esto reduce de manera considerable las emisiones de CO2.

  • Uso placas solares térmicas para cubrir las necesidades de calor de mi hogar

    El uso de placas solares térmicas permite cubrir las necesidades de calor del hogar (ACS y calefacción) con emisiones cero, reduciendo el consumo energético y los costes asociados.

  • Utilizo energía geotérmica para cubrir las necesidades de calor de mi hogar

    La energía geotérmica es una fuente renovable con emisiones cero. Las bombas de calor que aprovechan la geotermia se pueden instalar en las viviendas para la producción de calor (calefacción y ACS) utilizando como fuente la temperatura estable del terreno. Sólo necesitan consumir energía para alimentar las bombas del circuito y los compresores eléctricos.

Únete a la Comunidad #PorElClima

con tus redes sociales

   

o rellenando el siguiente formulario:

He leído y acepto los términos legales.
Top