Acciones #PorElClima de prevención y gestión de residuos para empresas
ACCIONES #PORELCLIMA

Reducir nuestros residuos y reciclar significa reducir el trabajo de extraccióntransporte y elaboración de nuevas materias primas, lo que conlleva una disminución importante del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos. La prevención en la generación de los residuos, es decir, la no generación de residuos y el adecuado tratamiento y recuperación de los mismos puede beneficiar al clima. El residuo que no se genera o el que se reutiliza o se recicla reduce las emisiones de carbono y ayuda a mitigar el cambio climático.

ACCIONES PENSADAS PARA TI
  • Reutilizar residuos de los procesos productivos

    La reutilización de los residuos de proceso como nuevas materias primas permitirá transformar el coste de su gestión en beneficios para el sistema.

  • Implementar sistemas de valorización y aprovechamiento energético de residuos

    En España se genera más de un millón y medio de MWh con la valorización de residuos. Se estima que el potencial de uso de esta tecnología podría utilizar un 65% de los residuos generados.

  • Separar y reciclar papel y cartón

    El papel que se recoge y se recicla al año en España supone un ahorro de espacio en vertedero equivalente a 44 grandes estadios de fútbol llenos hasta arriba de papel y cartón. Recogemos para reciclar el 71% del papel que utilizamos.

  • Capturar biogás en vertedero para la generación de electricidad y/o calor

    La captura de biogás en España se realiza, en más del 80%, en vertederos. Se generan más de 500 GWh, el equivalente al consumo de 125.000 hogares.

  • Separar y reciclar la materia orgánica

    El tratamiento de la materia orgánica, además de generar compost como subproducto, produce biogás con el que se puede obtener energía eléctrica y térmica evitando las emisiones generadas por el metano.

  • Establecer sistemas de recogida selectiva de la materia orgánica

    La recogida selectiva en origen es considerablemente menos costosa en términos energéticos que en destino y además los productos a valorar serán de mayor calidad al no estar contaminados por otros residuos. 

  • Separar y reciclar envases

    Reciclar un envase grande de yogur ahorra la energía necesaria para mantener encendida una bombilla durante 1 hora.

  • Separar y reciclar bombillas y fluorescentes

    Una lámpara reciclada permite ahorrar energía gracias a la recuperación de los materiales y reduce las emisiones de CO2 equivalentes a un viaje en coche de 41 km.

  • Crear bolsas de subproductos

    Las bolsas de subproductos establecen canales de información que facilitan a las empresas el intercambio de subproductos convirtiendo lo que sería un residuo en materia prima secundaria. Este proceso supone una reducción de emisiones de CO2 asociadas a la extracción de las materias primas vírgenes.

  • Optimizar el uso de productos desechables

    Los productos desechables generalmente tienen una vida útil muy corta y suelen estar fabricados con materiales como el plástico o el poliestireno cuyos procesos de transformación son intensivos en el consumo de energía y, por tanto, en la generación de emisiones de CO2. En el caso de usos continuados la mejor opción es el uso de productos reutilizables por su menor impacto en el clima.

  • Separar y reciclar el vidrio

    Por cada botella de vidrio que se recicla se ahorra la energía necesaria para tener un televisor encendido durante 3 horas.

  • Establecer sistemas de recogida selectiva de los residuos agrícolas y ganaderos biodegradables para la elaboración de compost

    La recogida selectiva en origen es considerablemente menos costosa en términos energéticos que en destino y además los productos a valorar serán de mayor calidad al no estar contaminados por otros residuos. 

  • Separar y reciclar los residuos

    Por cada tonelada reciclada de envases ligeros se evita la emisión de dos toneladas de CO2 o por cada kilo de papel y cartón reciclado se evita la emisión de casi un kilo de CO2. Por ejemplo, fabricar una lata con materiales reciclados ahorra un 95% de energía frente a crear una lata con materias primas nuevas.

  • Elaborar compost con la fracción orgánica biodegradable de los residuos

    Además de reducir considerablemente tus emisiones de CO2 obtendrás un abono ecológico de buena calidad.

Únete a la Comunidad #PorElClima

con tus redes sociales

   

o rellenando el siguiente formulario:

He leído y acepto los términos legales.
Top