Publicado por Alimerka el Miércoles, 13 Noviembre 2019

Supermercados Alimerka desarrolla un proyecto de sostenibilidad en su logística, con el cambio de todos sus camiones de Diesel a GNL, con el reparto de pedidos con furgonetas eléctricas y con su apuesta por las energías renovables, instalando en su plataforma logística, 7500 paneles fotovoltaicos.

Supermercados Alimerka es una empresa con 32 años de historia y 168 supermercados, con sede en el Principado de Asturias y que viene desarrollando un proyecto de reducción de emisiones de CO2 en sus actividades logísticas, con el cambio de todos sus camiones de Diesel a GNL, con el reparto de pedidos con furgonetas eléctricas y con su apuesta por las energías renovables, instalando en su plataforma logística, 7500 paneles fotovoltaicos.

El proyecto se inicia en 2012 con la compra de 25 furgonetas eléctricas para el reparto de los pedidos a domicilio desde las tiendas. En la actualidad, el 60% de las zonas de reparto de pedidos de tiendas y online se realiza con este transporte sostenible.

El cambio de flota a GNL se inicia en 2015 con la compra del primer camión con este combustible. En 2019 se consigue que el total de los camiones de la compañía (69 vehículos), sea 100% GNL. Este combustible supone una disminución de un 20% de emisiones de CO2, así como una reducción superior al 80 % de emisiones locales (partículas en suspensión, NOx) en relación al diésel.

En 2019, se finaliza la construcción de la mayor instalación fotovoltaica de la cornisa cantábrica en la cubierta de la plataforma logística de Alimerka, se instalan en 15.000 m2 más de 7000 placas solares, con una potencia pico de la instalación de más de 2, Mw. Esta instalación, contribuirá a la reducción de las emisiones de CO2 en más de 1000 t/año.

Alimerka además tiene planificada de aquí a octubre de 2020, la instalación de este sistema de energía en 16  supermercados de Asturias, un proceso que Alimerka inició en su tienda de Laguna de Duero (Valladolid), que cuenta con 322 paneles fotovoltaicos, y que fue la primera en incorporar este sistema. Asimismo, también está proyectada la instalación de estos paneles en el cebadero de IGP Ternera Asturiana que la compañía tiene en  Villaviciosa con lo que la suma de estas diecisiete instalaciones alcanzará los 1,65 megavatios de potencia.

La suma de las tres medidas: flota de GNL, furgonetas eléctricas e instalación fotovoltaica en la plataforma logística, supone una reducción anual de emisiones de CO2 de más de 1700 t /año.

Se cuenta con un plan de acción en el que se evalúan las reducciones de CO2 en la parte logística en el futuro y adicional a las medidas mencionadas, se han realizado:

Cambios a luminarias LED en los almacenes de la plataforma para reducir el consumo de electricidad, uso de gas refrigerante con potencial de calentamiento global y de agotamiento del ozono CERO, cursos de formación eficiente a todos los conductores para reducir el gasto de combustible. Todo ello medidas, que reducirán emisiones de gases efecto invernadero a la atmósfera.

Además, Alimerka ha obtenido en octubre de 2019 la estrella Lean&green, galardón que entrega AECOC (asociación española de fabricantes y distribuidores) en España y que reconoce la reducción conseguida y auditada por terceros, de un 20% de las emisiones de CO2 en las actividades logísticas de la empresa. Este reconocimiento, valida el compromiso de Alimerka con la sostenibilidad medio ambiental. 

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias