Publicado por No sin mi bajo consumo el Lunes, 11 Enero 2021
Con la llegada del frío y el invierno, debemos plantearnos y cuestionar algunos de nuestros hábitos cuando estamos en casa. Promover el bajo consumo y ahorro de energía es algo vital que debemos hacer para conservar el planeta.
Ideas para promover el bajo consumo y ahorro de energía en Invierno.

Qué afortunados somos de vivir en esta época moderna, llena de comodidades, tecnología inteligente y aplicaciones útiles están en todas partes, haciendo más fácil para todos nosotros vivir de forma más eficiente.

Por eso mismo, con toda esta increíble innovación, muchas veces me pregunto por qué tanta gente todavía no vive de una manera mas sostenible.Si cada uno de nosotros pusiéramos nuestro granito de arena, impactaríamos significativamente la Tierra, nuestras comunidades y nuestras facturas de energía.

Por eso mismo, os propongo hacer pequeños cambios para los que como yo, no sepan qué hacer para ser eficientes energéticamente, aquí hay 7 cosas que pueden hacer para ser más ecológicos en casa.

Bajar el termostato

Debemos Aadoptar el hábito de bajar la temperatura de el termostato cuando nos encontremos fuera de casa. Si bajamos la temperatura en sólo tres o cinco grados,  lograremos reducir la factura mensual y estaremos gastando menos energía. Aproximadamente, al bajar el termostato de 10 a 15 grados durante la jornada laboral ahorraremos entre un 5% y un 15% cada año. Casi nada!

Reemplazar las bombillas incandescentes

En 2014, los fabricantes dejaron de producir bombillas incandescentes de 60 y 40 vatios (las de 100 y 75 vatios ya habían sido eliminadas). Pero no estamos condenados a vivir en la oscuridad. Las bombillas halógenas, las lámparas compactas fluorescentes (CFL) y las bombillas de diodos emisores de luz (LED) ofrecen una luz más duradera y son más eficientes energéticamente que sus antiguas bombillas incandescentes.

No laves la ropa o tus manos con agua caliente

Aunque sea muy difícil en invierno, debemos evitar utilizar el agua caliente a la hora de limpiar nuestras manos o fregar los paltos. El mismo cuento se aplica en el funcionamiento de la lavadora con agua caliente y optaremos mejor por agua fría o tibia cuando sea posible. El noventa por ciento de la energía utilizada para lavar la ropa es para calentar el agua.

Abre las cortinas o sube las persianas durante el día.

En el invierno, hacer esto permite que entre la cálida luz del sol: Considera la posibilidad de mover tus muebles según las estaciones para aprovechar o evitar el sol. Tomar el desayuno cerca de una ventana soleada puede hacer que empieces bien el frío día de invierno. Lo contrario en verano, mantener la luz del sol fuera durante el calor del día mantiene la casa más fresca.

Más información:

https://nosinmibajoconsumo.com/
Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias