Publicado por Carol el Miércoles, 24 Julio 2019
Hay que concienciar a la población acerca del uso racional y sostenible de la energía y tomar medidas inmediatas contra el cambio climático y que a su vez transformen el actual modelo energético. Energía limpia. Empresas energéticas.
CAMBIAR YA EL MODELO ENERGÉTICO PARA LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

La energía es la base para realizar la mayoría de las cosas de nuestra vida cotidiana y apenas nos paramos a pensar en ello. Ésta nos permite iluminar nuestros hogares, recargar cualquier tipo de aparato electrónico, calentarnos, cocinar, desplazarnos... ¿Grandes comodidades gracias a la energía verdad?.

El problema viene cuando se hace, como ocurre en la actualidad, un consumo energético excesivo, desaforado y, sobre todo, de combustibles fósiles como el carbón y el petróleo. Combustibles extremadamente tóxicos y dañinos para el planeta que contribuyen inmensamente al calentamiento global.

Desastres naturales, aumento de la temperatura, veranos más largos, olas de calor cada vez más fuertes, enfermedades respiratorias, subida del nivel del mar, incendios, inundaciones... Debemos sustituir las energías sucias, como el carbón y el petróleo, por otras energías renovables y limpias.

Es urgente impulsar la descarbonización y la electrificación de la economía, para lo que se necesitarán más renovables, más capacidad de almacenamiento, más redes inteligentes y más vehículos eléctricos.

Las empresas energéticas juegan aquí un papel fundamental. En España, por ejemplo, Iberdrola es la compañía que más se ha posicionado contra el cambio climático. Para la transición energética y la lucha contra el calentamiento representan ?una oportunidad? a la que todos los demás tienen que sumarse.

Esta compañía demuestra que el proceso de cambio hacia una economía más verde, es compatible con la obtención de rentabilidad.

Deben expandirse las energías renovables, las energías limpias, todas las formas de energía alternativas a los combustibles fósiles, todas aquellas producidas a partir de fuentes naturales no sujetas a agotamiento, como el sol, el viento, las olas y las mareas, el poder del agua y el calor de la tierra, los bonos verdes, fuentes de financiación para proyectos sostenibles y socialmente responsables en áreas tan diversas como las renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio o la gestión responsable de los residuos.

La solución de la energía.

El futuro está en la energía limpia y sostenible. Energía solar, energía eólica, energía hidroeléctrica, energía marina o geotérmica, fuentes inagotables que son esencialmente todo lo opuesto y contrario a los combustibles fósiles contaminantes. No emiten dióxido de carbono (CO2) y son clave para proteger el medio ambiente.

Hay que desarrollar infraestructuras y la legislación necesarias para impulsarlas y tomar conciencia de que necesitamos urgentemente un mundo más verde y sostenible.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias