Historia #PorElClima

Publicado por Carol el Viernes, 09 Agosto 2019
Historia clasificada en: Historias

¿Cómo han reducido sus emisiones? Según nuevas cifras, las fuentes de energía renovables produjeron más electricidad que el carbón y la energía nuclear combinados por primera vez en Alemania.

Alemania redujo 15% sus emisiones en 2019. ¿Cómo lo hizo?

Las cifras muestran que la generación de energía solar, eólica, de biomasa e hidroeléctrica representó el 47,3 por ciento de la producción de electricidad del país en los primeros seis meses de 2019, mientras que el 43,4 por ciento provino de centrales de carbón y centrales nucleares.

Se produjo alrededor de un 15% menos de dióxido de carbono que en el mismo período del año pasado, según las cifras publicadas por el Instituto Fraunhofer para Sistemas de Energía Solar (ISE) en julio.

Algunos científicos han atribuido la alta producción de energía renovable a patrones climáticos favorables y "eventos impulsados por el mercado".

Mientras tanto, la producción de electricidad a partir de paneles solares aumentó en un seis por ciento, el gas natural en un 10 por ciento, mientras que la participación de la energía nuclear en la producción de electricidad del país se ha mantenido prácticamente sin cambios.

El uso de carbón negro disminuyó en un 30 por ciento en comparación con la primera mitad de 2018, y el lignito, una sustancia similar al carbón formada a partir de turba, disminuyó en un 20 por ciento.

Sin embargo, durante el mismo período, la producción de electricidad por gas natural aumentó en un 10 por ciento.

El profesor Bruno Burger, del Fraunhofer ISE, dijo que la caída en el uso del carbón fue el resultado de un "cambio de combustible" impulsado por el mercado del carbón al gas.

Atribuyó el cambio a los bajos precios del gas combinados con un aumento en el costo de las asignaciones de dióxido de carbono en el Sistema de Comercio de Emisiones (ETS) de la Unión Europea.

La energía renovable representó el 40 por ciento del consumo de electricidad de Alemania en 2018, según cifras del gobierno. Mientras que en el Reino Unido, el 29 por ciento de la electricidad provenía de energías renovables el año pasado.

Alemania tiene como objetivo eliminar sus plantas de energía nuclear para 2022. Su energía renovable ha aumentado constantemente durante las últimas dos décadas gracias en parte a la Ley de Energía Renovable (EEG), que fue reformada el año pasado para reducir los costos para los consumidores. Sin embargo, todavía depende en gran medida del carbón, el gas y el lignito para sus necesidades energéticas.

La renuencia de Alemania a poner fin a su dependencia del carbón vio a cientos de activistas climáticos asaltar una de las minas de carbón a cielo abierto más grandes del país en junio para protestar contra el uso de combustibles fósiles.