Publicado por Carol el Martes, 08 Octubre 2019
Tomar medidas frente al cambio climático...buff...tantos años, ¿qué hemos conseguido? Poco o nada. Ya sabemos que la labor de ayudar al planeta, no recae sólo en los políticos ni en los mandamases de este mundo...
BLA, BLA, BLA... hay que actuar ya

...pero sí que es cierto, y corríjanme si me equivoco, que su puñetero poder, sí que sería útil para frenar y voltear la catastrófica situación hacia la que TODOS (incluídos ellos) nos dirigimos.

Visto lo visto y, aún teniendo esta situación delante de sus ojos, en ellos no podemos confiar al 100%. Océanos, mares, ríos contaminados, huracanes, inundaciones, muertes, incendios, gases tóxicos, explosiones, el maldito plástico por todas partes, la pérdida de la biodiversidad, el deshielo... ¿qué más necesitan para darse cuenta? Pues parece ser que nada. Ellos "por ahora" están bien. Sólo buscan lucrarse, dinero en sus carteras, aunque sea destruyendo el único lugar habitable que tenemos y pasando por encima de quien sea para obtenerlo.
No es por nada, pero eso, no les va a servir de nada ni a salvar tampoco.

Ya nos han manipulado bastante, y ésto ya es demasiado. Pero una cosa es cierta: aunque para ellos seamos sólo simples marionetas a las que manejar a su antojo, nosotros también tenemos poder (no es como el suyo, por supuesto, pero más inteligente), y en nuestras manos está que todo cambie para mejor.

Hay que actuar individualmente, sin esperar nada de ellos, de hecho, buscando en Internet, informándonos, o en esta misma página, podemos encontrar numerosos consejos. Son cosillas muy pequeñas si las haces tú solo, pero imagínate que esas acciones se multiplicaran a nivel mundial.

Ya lo sé, ahora te preguntarás que realizando esos simples consejos, no vas a salvar al mundo. Pero, es que no todo lo tienes que hacer sólo tú. Lo tenemos que hacer TODOS: comercios y empresas de cualquier tipo, industrias, negocios grandes o pequeños, tiendas, restaurantes, agricultores... A todos estos, ya se les está avisando, lo están haciendo "o eso nos dicen" y de que lo hagan o no, en cierta manera, depende de que sigan funcionando o no.

¿Y nosotros? Nosotros tenemos en nuestras manos la decisión de consumir, comprar, utilizar, hacer uso de todo lo que nos quieren vender, es decir, podemos comprarlo o no.
Nosotros decidimos si es bueno o malo. Nosotros decidimos lo que queremos y cómo lo queremos. Son ellos los que tienen que adaptar sus "productos" o cualquier cosa que nos quieran vender o meter por los ojos.
Así que, a base de negarnos a comprarlos (porque lo vendan envuelto en plástico, por ejemplo), ellos se verán obligados a retirarlo o a buscar otra alternativa más sostenible. Otro ejemplo: La luz, la electricidad. Cada vez que encendemos la luz y sabiendo la manera en la que actualmente se genera esta energía, estamos "quemando el planeta".

Hay infinidad de actos que, por muy pequeños que parezcan sirven para alcanzar nuestro objetivo: ayudar al planeta. ¿Aún lo dudas? ten por sentado que actuando todos juntos, yendo hacia la misma dirección, con pequeñas acciones elevadas a la enésima potencia y siendo constantes en ello lo podemos conseguir.

No te estoy diciendo que lo dejes todo de la noche a la mañana sino que aproveches lo que ya tienes y apuestes por otras vías mientras puedas.
Recuerda que es necesario retroceder para coger impulso.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias