Publicado por Equipo #PorElClima
En Desafío Green Friday hace 1 año

El consumo energético en el hogar tiene un gran impacto a nivel ambiental, por esa razón, las tendencias de consumo y la eficiencia de los electrodomésticos son clave en la lucha frente al cambio climático. Laura Garbajosa, Técnico Medio Ambiente en Balay, lleva desde 2012 trabajando en BSH y cuenta con más de 10 años de experiencia en aspectos de eficiencia energética, eco-innovación y economía circular, "la tendencia del mercado de aparatos de alta eficiencia energética es positiva, aunque de momento no es generalizada a toda la sociedad".

El avance en eficiencia energética en los últimos 15 años es claramente significativo. "En Balay sabemos que en la fase de uso se produce desde el 70 % al 90 % del impacto ambiental del producto por lo que, al mejorar en esa fase, el consumidor consigue un ahorro económico y existe un ahorro de recursos, lo que minimiza las emisiones de efecto invernadero asociadas y se traduce en una medida directa en la lucha contra el cambio climático", explica Laura. En el caso de un lavavajillas Balay, se ha tenido en cuenta reducir un 50% el consumo energético y un 60% el consumo de agua.

balay1

Actualmente, es sencillo conocer el nivel de eficiencia energética de los electrodomésticos gracias al etiquetado (A+, A++, A+++). En Balay, cuenta Laura, "diseñamos para buscar su eficiencia y fabricamos de forma eficiente de acuerdo a los estándares ISO 14001 de gestión ambiental e ISO 50001 de eficiencia energética. Fomentamos la logística de nuestros aparatos por vías respetuosas con el medio ambiente y realizamos encuestas ambientales a nuestros principales proveedores de transporte, con objeto de minimizar la huella de carbono de la organización".

"El consumo es esencial en la lucha contra el cambio climático"

Nuestros hábitos de consumo inciden directamente en nuestro entorno, debemos usar ese poder de un modo correcto minimizando el impacto ambiental. Si utilizamos los electrodomésticos correctamente conseguiremos ahorrar energía y ser más cuidadosos con el medio ambiente. En cuanto al lavavajillas, "nuestros modelos Balay han alcanzado la calificación energética A+++ -30, consumiendo hasta un 30% menos de luz que la categoría A estándar del mercado. En el objetivo de ahorrar, también ayudan el programa "ECO" o la función "Media Carga", que permiten reducir hasta un 20% el consumo tanto de energía como de agua. Las lavadoras tampoco escapan a las innovaciones tecnológicas y gracias a ellas, las lavadoras reducen el consumo energético hasta un 30% menos que la clase A+++. Ahorros así se notan en la factura de la luz y en la lucha contra el cambio climático".

balay2

Adquirir un electrodoméstico eficiente ayuda a reducir el consumo de energía y agua, que queda reflejado en la factura y, por supuesto, en el medio ambiente. Desde Balay afirman que "mejorar  la eficiencia energética es uno de los objetivos principales de cualquier marca de electrodomésticos de calidad. Primero, por la necesidad de cuidar el medioambiente y no malgastar recursos. Y segundo, porque el ahorro de agua y energía se traduce en un ahorro económico para las familias. En definitiva, una mejora en la clase de eficiencia energética se nota en tu bolsillo, en tu casa y en todo el planeta".

Es vital trabajar la sensibilización en materia de eficiencia y en la búsqueda del ahorro de recursos con el objetivo de mover a la población a hábitos de consumo más responsables. Laura afirma que "se han de generar iniciativas de sensibilización desde todos los ámbitos: la administración pública a través de iniciativas o Planes Renove, las empresas privadas facilitando productos y servicios responsables, y las organizaciones de toda índole en iniciativas como esta".

¡Entre todos podemos frenar el cambio climático y todo pequeño gesto cuenta!

balay3