Historia #PorElClima

Publicado por ECODES el Martes, 18 Diciembre 2018
Historia clasificada en: Historias

En el contexto sociopolítico actual, el acuerdo en sí mismo ya es un avance. Pero no es suficiente: Necesitamos más ambición y mayor velocidad. Debemos movilizarnos y exigir más de cara a la próxima cita en septiembre en Naciones Unidas.

Con Katowice no es suficiente

Acabada la cumbre de Katowice, COP24, y analizados los resultados, desde Ecodes no podemos por menos que mostrar nuestra preocupación y hacer un llamamiento, mayor si cabe, a incrementar la ambición en la lucha contra el cambio climático.
 
La cumbre de Katowice, si bien ha conseguido dar pasos en la concreción y aplicación del Acuerdo de París, no por ello puede dejarnos satisfechos. Es cierto que dado el clima en que se desenvuelve actualmente la política internacional, con jefes de Estado y de Gobierno como Trump, claramente negacionista del cambio climático; Bolsonaro, que ha renunciado a ser anfitrión de la siguiente cumbre; u otros líderes europeos de extrema derecha en Europa, el avance era muy difícil. En ese sentido, queremos felicitar a los negociadores que consiguieron algunos acuerdos.

Lo anterior no quita, sin embargo, para que demos la voz de alarma. Según la comunidad científica reunida en el IPCC, nos quedan 12 años para poder parar el desastre. En Katowice ni siquiera se ha conseguido que las recomendaciones de los científicos figuren en el acuerdo, haciendo así caso omiso de las propuestas emanadas de evidencias científicas, en un claro desprecio al conocimiento científico. Y por supuesto, no ha habido manera de registrar una mayor ambición en el acuerdo ni de instar a los Estados a que incrementen sus compromisos de reducción de emisiones, sin las cuales, no habrá forma de hacer frente al cambio climático.
 
Conviene resaltar la importancia de la coalición formada por países, como España, que reclamaban más ambición, y sería muy positivo que siguieran trabajando juntos en el futuro.
 
La próxima cita será en Nueva York en septiembre, esta vez auspiciada por Naciones Unidas en su sede central. Hasta entonces, la comunidad internacional en su conjunto ? sociedad civil organizada, el mundo del conocimiento, empresas de cualquier tamaño, municipios, gobiernos subnacionales, etc- debemos incrementar la presión para que la cumbre culmine con una apuesta ambiciosa que lleve a los Estados a incrementar sus compromisos de reducción de emisiones.

Más información: