Publicado por EMASESA el Viernes, 14 Febrero 2020
La empresa metropolitana de aguas de Sevilla (EMASESA) pone en marcha la elaboración de un Plan de Emergencia Climática donde se desarrollarán medidas de actuación imprescindibles frente a la situación de emergencia climática actual.
EMASESA pone en marcha #50medidas ante la emergencia climática

El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad en el s.XXI y en EMASESA, como compañía pública, se asume el compromiso de forma proactiva y la responsabilidad en el uso de los recursos naturales y la lucha contra el cambio climático. 

EMASESA ofrece el servicio de suministro universal de agua potable, recogida y tratamiento de las aguas residuales de 11 municipios del área metropolitana de Sevilla. Su principal responsabilidad es asegurar la disponibilidad del recurso en la cantidad necesaria y condiciones óptimas de calidad. La próxima década será decisiva frente a la batalla climática y la futura crisis de recursos, por lo que para enfrentarse a este reto se llevará a cabo un plan detallado y preciso de acciones que permitan la adaptación a los posibles escenarios en los que se siga garantizando la mejor calidad del agua, luchando a su vez contra las emisiones de gases de efecto invernadero y estableciendo medidas sostenibles para afrontar los períodos de sequía, olas de calor y las lluvias torrenciales, tal y como apunta el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible de Sevilla

Todas estas acciones quedarán incluidas en el Plan de Emergencia Climática de EMASESA, actualmente en elaboración, las cuáles se aplicarán a todo el ámbito de actuación de la empresa, y que será incorporado al Plan Estratégico de Gestión Pública Sostenible. Todos los contenidos y propuestas de este Plan serán debatidos en el Observatorio del Agua, un órgano con carácter asesor y de participación social, vinculado directamente a los objetivos del GPS.

Dentro del plan de actuaciones se desarrollarán medidas imprescindibles como son la adaptación al nuevo escenario climático, la mitigación de los efectos por el uso de los recursos y la adopción de un modelo de economía circular

Las medidas adaptativas se centrarán principalmente en acciones que:

  • Garanticen la continuidad del suministro en un escenario futuro, dada la insuficiencia de recursos a la que nos enfrentamos.
  • Garanticen la calidad de las aguas, minimizando siempre el impacto que nuestra actividad pueda generar sobre los ecosistema.
  • Sirvan de prevención ante situaciones de sequía, olas de calor y lluvias torrenciales; dado el aumento de estos fenómenos extremos en esta situación de cambio climático.

En cuanto a las medidas de mitigación, se tomará como acción principal la descarbonización, marcando como objetivo ser una empresa de emisiones cero.

Desde EMASESA, se apuesta por seguir un modelo de economía circular, potenciando así actuaciones y tecnologías que permitan convertir los residuos en recursos, reutilizando las aguas de proceso y valorizando el 100% de los lodos producidos. 

En el Documento #50medidas se pueden consultar cada una de las acciones que se llevarán a cabo en el Plan de Emergencia Climática, así como más información de interés.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias