Publicado por EMASESA el Lunes, 16 Noviembre 2020

Combina estrategias complementarias de mitigación y adaptación que tiene como objetivo promover una acción coordinada y coherente frente a los efectos del cambio climático.

Objetivos de la iniciativa

  • Identificar las principales amenazas que afectarán a la organización en base a los escenarios climáticos. ? Analizar los riesgos climáticos a los que se enfrenta la organización. 
  • Establecer medidas para hacer frente a los riesgos climáticos, y establecer indicadores para medir el potencial de reducción del riesgo climático. 

Resumen de la iniciativa 

La próxima década será decisiva y por este motivo desde EMASESA está desarrollando un Plan de Emergencia Climática que combina estrategias complementarias de mitigación y adaptación y que tiene como objetivo promover una acción coordinada y coherente frente a los efectos del cambio climático para reducir los daños presentes y futuros y construir una compañía más resiliente, descarbonizada y alineada con las políticas internacionales. Desde el punto de vista de la mitigación, el principal objetivo es alcanzar la neutralidad climática en 2025, y desde el de adaptación, reducir los niveles de riesgos a los que nos enfrentamos. 

En el Plan se identificarán las principales amenazas y riesgos climáticos que afectarán a nuestros procesos e instalaciones, se describirán las acciones que se llevará a cabo para gestionar estos riesgos y se definirá la metodología mediante la cual evaluar la eficacia de las acciones para reducir la vulnerabilidad y las emisiones de dióxido de carbono. 

En él se describirá la metodología utilizada para identificar nuestras principales amenazas, evaluar los riesgos climáticos de nuestros procesos y gestionar estos riesgos mediante acciones que reduzcan nuestra vulnerabilidad. 

El Plan es un reto que responde a un interés social, con un enfoque basado en los derechos 

humanos y que promueve el fortalecimiento de la capacidad de adaptación de todas las personas, especialmente de las más vulnerables. Ubica a las personas en el centro para que las respuestas que hemos desarrollado acompañen a los colectivos más amenazados con el fin de realizar una transición justa, que garantiza el acceso universal al agua y no deja a nadie atrás. 

Para lograr la implementación y supervisión de cada una de las medidas definidas, dicho plan se integrará de manera transversal en el Plan Estratégico de la empresa. De esta manera se establecerá una estructura organizacional que incorpora la variable cambio climático en su toma de decisiones y definirá las responsabilidades de cada una sus áreas para desarrollar las líneas de acción y medir su grado de desempeño. 

Capacidad de reducción o absorción de CO2

EMASESA ha reducido a menos de la mitad sus emisiones desde su año base (2015) gracias al uso de energía con origen 100% renovables. Sin embargo, entre sus nuevos objetivos de mitigación se encuentra ampliar la producción de energías renovables a través de a de energía fotovoltaica e hidroeléctrica y la implementación de actuaciones que se encuentran recogidas dentro del Plan de Eficiencia Energética de EMASESA.

¿La iniciativa está alineada con la estrategia de reducción 1,5 ºC?

Por un lado, la empresa tiene por objetivo seguir mejorando en el control de sus focos de emisión. Si bien EMASESA calcula y verifica sus emisiones desde año 2015, es durante estos dos últimos años desde cuando está comenzando a ampliar su alcance 3. 

Por otro lado, implementar una estrategia de descarbonización basada en la autosuficiencia, en la eficiencia energética y en el uso de energías renovables. 

Y por último, y sin olvidar el objetivo principal de reducción de emisiones, compensar la totalidad de sus emisiones antes de 2025. 

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias