Actualidad #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima
En actualidad #PorElClima hace 2 semanas

La etapa prenatal se ve afectada por la contaminación del aire que absorbe el cuerpo de la madre provocando problemas en el desarrollo del feto.

Toda mujer embarazada desea cuidar al milímetro la salud de su bebé, pero desgraciadamente existen causas adversas que pueden poner en riesgo la salud del feto y de la madre. A pesar de los esfuerzos en Europa por reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, todavía queda mucho por hacer, en las zonas urbanas se continúan propagando niveles de contaminación insosteniblemente elevados.

El correcto cuidado de la salud durante la etapa embrionaria y fetal es fundamental para el completo desarrollo humano. Los prenatales son especialmente vulnerables a la contaminación del aire, según el proyecto INMA (Infancia y Medio Ambiente), "la contaminación ambiental contribuye a afectar el desarrollo neuroconductual, inmunitario y sexual de los niños". Aunque el aire no es el único proveedor de componentes contaminantes, la nutrición materna durante el embarazo es al mismo tiempo una fuente de nutrientes y una fuente de transmisión de elementos contaminantes. La alimentación y el agua, expuestos a numerosos agentes contaminantes, pueden transmitir enfermedades a través de la placenta y afectar al desarrollo del feto.

La contaminación del aire pone en riesgo la salud de la embarazada y del feto provocando un posible:

  • Nacimiento prematuro.
  • Reducido peso al nacer.
  • Preeclampsia: hipertensión arterial y aparición de proteína en la orina durante el embarazo.
  • Problemas en el desarrollo neurológico.

El Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), impulsado por "la Caixa", llevó a cabo una investigación sobre los efectos de la contaminación del aire en niños desde el período prenatal hasta los 4 y 5 años, entre 2003 y 2008. Este estudio, enmarcado dentro del proyecto INMA, estudio los niveles de contaminación en las casas y en la calle que afectaban a un conjunto de mujeres de diferentes zonas de España, durante la etapa de embarazo y la etapa postnatal. Como resultado, se dedujo que la mala calidad del aire que respiran las mujeres embarazadas retrasa el desarrollo neurológico de los niños.

Posteriormente, otro estudio del ISGlobal y el Erasmus Medical Center de Rotterdam publicado en Biological Psychiatry , investigó la relación entre la exposición a la contaminación atmosférica del feto durante el embarazo y la alteración cognitiva en niños. Finalmente, se expuso que aquellos niños expuestos a altos niveles de contaminación ambiental presentaban una corteza cerebral más delgada en ambos hemisferios y, además, mostraban problemas del control inhibidor y de autocontrol. Casi la totalidad de las mujeres holandesas que participaron en el estudio estuvieron expuestas a niveles de contaminación considerados seguros, lo que siembra la duda sobre si los niveles de contaminación considerados "seguros" lo son realmente. La Unión Europea establece que los niveles de contaminación son seguros con un máximo de 25 microgramos por metro cúbico de partículas finas; sin embargo, la OMS considera que a partir de 10 microgramos ya no son niveles seguros.

El año pasado, la Agencia Europea de Medio Ambiente y la Comisión Europea pusieron en marcha el Índice europeo de calidad del aire, un mapa interactivo para poder ver los diferentes niveles de contaminación que presentan las ciudades y regiones de Europa. Este índice se basa en los principales contaminantes que más afectan la salud y el medioambiente: partículas en suspensión, ozono troposférico, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre.

Los países más desarrollados se encuentran gravemente perjudicados por la inmensa cantidad de cuerpos contaminantes que flotan sobre ellos. Es de vital importancia para la salud y el medioambiente cuidar el aire que respiramos cambiando pequeñas rutinas de nuestra vida diaria como el método de transporte. Entre nuestras medidas de Adaptación #PorElClima proponemos ser cada vez más los que optamos por una movilidad que no contamina, ¡desplázate andando o en bicicleta por el bien de todos!