Actualidad #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima
En actualidad #PorElClima hace 1 mes

En la Universidad de Zaragoza llevan años promoviendo el desarrollo sostenible de la mano del deporte como vehículo conductor de los valores educativos, sociales y de medio ambiente. El Área de Deportes tiene como objetivo hacer llegar a los estudiantes universitarios y, en general a los ciudadanos, el respeto hacia el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

El trabajo de concienciación entre los estudiantes es fundamental para el Área de Deportes, que trabaja en profundidad la difusión a través de su web y las redes sociales. Todos los eventos y actividades llevados a cabo se organizan bajo la denominación CeroCO2, que este año fue incluida en más de 4.000 camisetas utilizadas en las competiciones y actividades.

Además, existen otras acciones de difusión desempeñadas por el Proyecto Universidad Saludable que reúnen los conceptos de sostenibilidad y salud para conseguir que los universitarios incluyan prácticas responsables en su vida diaria, como comprar productos de proximidad o utilizar la bicicleta como medio de transporte saludable y sostenible.

A lo largo del curso 2017-18 han conseguido compensar 37.400 kg de CO2.

Unizar 2

Los universitarios siguen dando lecciones de comunicación. En la Universidad de Zaragoza se han dado cuenta que las actividades y los temas que más triunfan son aquellos que promueven ellos mismos. La comunicación horizontal está por encima de la vertical y los universitarios tienen la clave para promover estrategias y conseguir que la revolución verde obtenga resultados muy óptimos.

Hay que admitir que los universitarios, o los jóvenes en plural, están mucho más preocupados por el medio ambiente y el cambio climático de lo que muchos se piensan. Desde el Área de Deportes nos informan de que este año más de 35 equipos se involucraron en la campaña de Comunidad #PorElClima, lo que nos debería hacer reflexionar acerca de la razón por la que sigue sorprendiendo tanto a la sociedad.

Hay que aprovechar el potencial intelectual y transformador que parte del talento de los jóvenes.

Hace unos años, cuando comenzó a desarrollarse el proyecto CeroCO2 , casi ningún universitario conocía lo que era la huella de carbono. Desde entonces, se ha ido extendiendo al mismo tiempo que ha ido aumentando la concienciación sobre el tema. Aunque, sigue habiendo muchos estudiantes y ciudadanos que desconocen la cantidad de carbono que generan con sus acciones (comprar, viajar...), y lo que estas suponen para el medio ambiente.

Posiblemente, muchos de los jóvenes con iniciativa no llegan a comprometerse del todo a reducir sus emisiones o a colaborar con el medio ambiente por falta de información, ya que piensan que les supondrá un gran desembolso económico o simplemente porque no saben donde pueden colaborar y aportar sus ideas.

Finalmente, los jóvenes tienen una gran virtud que es su capacidad de adaptación al cambio y están preparados para un nuevo modelo de sociedad: tecnológico, limpio y solidario. Un nuevo mundo generado por y para ellos en el que las formas de relacionarse y comunicarse está dando un giro de 360 grados.

Unizar 1