Actualidad #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima
En actualidad #PorElClima hace 2 semanas

Nacho Pardinilla se ha ganado, sin duda, el nombre de Héroe #PorElClima gracias a su desinteresada acción de recogida de residuos en la carretera. 

Comunidad #PorElClima valora mucho las iniciativas de personas que, como Nacho, tienen un inmenso compromiso social y ambiental. Así, hemos considerado imprescindible mostrar a la sociedad su gran iniciativa a través de una entrevista para dar a conocer todos los detalles de su pacto con el clima. 

Nacho, geógrafo de profesión, ha compartido durante toda su vida un vínculo muy especial con el medio ambiente. "De niño quería ser plantador de árboles; recuerdo que en otoño llenaba mis bolsillos de bellotas para luego sembrarlas en el campo y así convertir la Sierra de Guara en un inmenso carrascal." , nos cuenta Nacho.

Una de sus aficiones, correr por la carretera comarcal de Radiquero (Huesca), pueblo en el que vive, le llevó a afianzar su compromiso ambiental al encontrarse con cantidad de residuos tirados en la cuneta. Nacho asegura que le ha resultado imposible dejar allí tirada la basura, "por lo que mis manos se iban llenando de cajetillas de tabaco, latas y botellas de plástico aplastadas. Tras recorrer cierta distancia con las manos llenas, dejaba amontonada la basura que días después recogía con el coche; y, finalmente, la tiraba en los correspondientes contenedores".

Con el tiempo, se dio cuenta que las mismas carreteras que había limpiado días antes volvían a llenarse de basura. Así pues, decidió ponerse manos a la obra con un método más efectivo, "limpiezas sistemáticas en tramos de carreteras comarcales que consideraba bastantes sucias, aunque no siempre lo parecían. Mi sorpresa fue mayúscula cuando constaté la cantidad de basura que existe en las cunetas, muchas veces triturada y fragmentada por las máquinas desbrozadoras, lo que dispersa todavía más los fragmentos metálicos y plásticos". 

La acción de personas como Nacho que se ven en la obligación de recoger individualmente bolsas llenas de residuos en la carretera es muy preocupante. "Como persona concienciada y preocupada por nuestro medio ambiente, me resulta muy difícil entender este y muchos otros comportamientos. No entiendo que alguien, tras beber una lata de refresco o fumar una cajetilla de tabaco, se le ocurra bajar la ventanilla y arrojarlo, pero es una realidad que se da constantemente. Entonces trato de imaginar lo que puede pasar por la cabeza de esa persona: ¿creerá que esa basura se va a desintegrar?, ¿creerá que, por ser una carretera, la basura debe ser recogida por los empleados de mantenimiento?, ¿tal vez quiera dejar un registro arqueológico para que en el futuro estudien nuestra especie...?", nos expone Nacho. 

El problema de la inacción social en general puede deberse a muchas razones. Nacho considera que el problema puede deberse a que "tal vez estemos abusando de grandes mensajes sobre problemas ambientales de carácter global, incluso inabarcables para cualquier ciudadano (fusión de los hielos del Ártico, acidificación de mares y océanos, desforestación de las selvas tropicales...)".

En Comunidad #PorElClima queremos aplaudir también a las iniciativas pequeñas que con gestos sencillos consiguen grandes soluciones. Por ello, igual que Nacho pensamos que "recogiendo basura en unos cuantos kilómetros de carretera no vamos a solucionar el problema, pero el objetivo se habrá cumplido si logramos que gracias a esa foto de una bolsa de basura todos tomemos conciencia de un problema cotidiano que vemos a diario. Todos podemos luchar contra el vertido de basura en la naturaleza, bien sea recogiéndola, llamando la atención a quien lo hace o evitando el acto de tirar la basura en cualquier lugar, ya sea rural o urbano".

Su acción en las redes sociales comenzó al colgar fotografías de las bolsas de basura que acumulaba tras sus batidas de limpieza en carretera, en su cuenta de Twitter (@nachopardinilla), e indicando los metros que había recogido para acumular dichas cantidades de residuos. "Me llevé la gran sorpresa al comprobar el elevado número de veces visto, de "Me gusta", "Retweets" y comentarios. Nunca he seguido una estrategia diseñada para lograr el mayor impacto en las redes y tampoco he buscado el más mínimo protagonismo personal, sino todo lo contrario. Mi único deseo es visibilizar una realidad constante para todos del que no solemos hablar, tal vez por lo cotidiano que nos resulta. Esto me lleva a reflexionar acerca de mi papel en las redes sociales, así como la utilidad que tienen para denunciar los problemas ambientales. Creo fundamental seleccionar una foto que llame la atención desde el principio y que no requiera de lectura para captar el mensaje. De hecho, nunca había visto una foto de una bolsa de basura en la cuenta de una carretera, pero creo que sintetiza esta problemática y se entiende con facilidad".

Su inmensa motivación y preocupación por el planeta le lleva a replantearse la forma de llegar a aquellas personas que tiran los residuos en medio de la naturaleza, que no reciclan..., ya que ese es el verdadero reto. "Tal vez, si muchos de nosotros nos convertimos en lluvia fina de ideas y acciones positivas, podremos llegar a estas personas que, de un modo consciente o inconsciente, dan la espalda a nuestra casa común, nuestro medio ambiente", expone Nacho. 

El objetivo de nuestro Héroe #PorElClima no es más que dar visibilidad al daño que causa la basura al medio ambiente. En todos los sitios se da lugar este problema, campos, pueblos o ciudades. Así, Nacho finaliza la entrevista afirmando que "la basura es un problema esté donde esté, aunque sea junto a una autopista transitada por miles de vehículos. En nuestras manos está guardar la  basura hasta que podamos depositarla en los correspondientes contenedores. Pero la basura en las cunetas es solo un pretexto para hablar de todos y cada uno de los impactos ambientales que provocamos los humanos, por pequeños e inofensivos que parezcan, ya que todos ellos se van sumando hasta convertirse en un gran problema. Todos podemos aportar nuestro granito de arena y provocar el cambio, sin que nos lo recuerde una señal de prohibición o la amenaza de una posible sanción".

"Confío en el efecto contagio y que entre todos hagamos realidad un futuro basado en la cultura, el respeto, el cuidado y la protección de nuestro bien más preciado, la naturaleza y nuestro entorno"