Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima
En actualidad #PorElClima hace 1 mes

Plastic Bank surgio en 2013 con el objetivo de ayudar a las personas más desfavorecidas y a la vez reducir los desperdicios de plásticos que acaban en los océnaos.

Su fórmula es sencilla: permite el intercambio de plástico a personas sin recursos por dinero, artículos o servicios. Esto potencia el reciclaje de los ecosistemas en todo el mundo y detiene el flujo de plástico hacia los océanos. Además ofrece una oportunidad de mejora a las personas más pobres.

 David Katz y Sahun Franson fundaron en Vancouver en 2013 con la idea de cumplir dos difíciles objetivos: crear un impacto social y ambiental positivo en zonas con altos niveles de pobreza y de contaminación plástica. ¿Cómo lo hicieron? Convirtiendo este material en una moneda. Las personas que recolectan este plástico que acabaría en el mar, pueden cambiarlo por dinero, artículos o servicios. También brinda la posibilidad a los empresarios locales de cobrar sus productos en plástico. Para llevarlo a cabo, The Plastic Bank cotiza el plástico a un precio superior al de mercado y así incentiva su recolección, que luego se vende a ese mismo precio con una certificación "Social Plastic®". Esto permite a las empresas fabricar productos con un marcado carácter social y ambiental y ofrecer opciones de consumo responsable.

La consecuencia evidente de este proyecto es que se crea economía en aquellas regiones más pobres, que generalmente son las que tienen mayores concentraciónes de contaminación por plásticos y menor capacidad de reciclar, por lo que la eficacia de este proyecto es mayor.

Compensa tu huella de plástico

Adicionalmente Plastic Bank ofrece algo muy novedoso: compensar tu huella de plástico. Establecen que cada persona genera al año 84 kilos de plástico.  Haciendo una aportación que va desde los 30$ (lo que necesitan para recoger esa cantidad de plástico) hasta los 150$. De esta manera puedes ser neutro en tu consumo de plástico.

Las empresas también pueden compensar su huella de plástico, como ha hecho recientemente la empresa Eat Natural, que gracias a su colaboración con esta organización se ha declarado "neutra en plástico". 

Y sí, ya sabemos que la mejor manera de que no llegue plástico al mar es reduciendo su consumo, pero con la cantidad que hay ya en nuestro entorno y las miles de toneladas que son incineradas cada año, nos parece una iniciativa formidable.

Así que ya sabes, si quieres mejorar el estado de nuestros mares, puedes apoyar este interesante proyecto.

Mas información:

plasticbank.org