Actualidad #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima
En actualidad #PorElClima hace 1 semana

Hoy da comienzo la Cumbre Global de Acción Climática en San Francisco, Estados Unidos. La cruda realidad del cambio climático reúne a líderes, científicos, empresarios y ciudadanos con el fin de concebir nuevas alianzas e implementar nuevas políticas. Evitar que la temperatura media del planeta alcance los 2ºC requiere un compromiso fuerte y global.

ONU Medio Ambiente lanza en la víspera de la Cumbre un nuevo informe Bridging the Emissions Gap: The Role of Non-state and Subnational Actors , donde expone cómo las ciudades, las empresas, las regiones y los ciudadanos trabajan para alcanzar los ODS y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Según el informe, el compromiso climático de estos actores no estatales y subnacionales ha sido tan relevante, que ha representado una reducción proyectada de entre 1.5 y 2.2 gigatoneladas (GtCO2e) de dióxido de carbono equivalente para 2030.

Desde el Acuerdo de París, el progreso de estos actores ha alcanzado proporciones históricas, han aparecido más de 183 iniciativas de cooperación internacional y miles de actores no estatales, incluidas 6.000 empresas privadas, distribuidos en 7.000 ciudades y 133 países.

Estas iniciativas y coaliciones de actores no estatales para afrontar las emisiones de CO2, engloban el sector energético, industrial, agrícola, transporte y construcción. Sus esfuerzos se han convertido en un recurso fundamental para lograr los Objetivos de Desarrollo. Sin embargo, el compromiso de estos actores no estatales y subnacionales por combatir las emisiones necesita mayor apoyo por parte de los gobiernos nacionales; pero, por ahora, su política climática está lejos de hacerse realidad.

La Cumbre Global de Acción Climática 2018 es uno de los encuentros ambientales más esperados del año con un objetivo muy claro, desafiar el Cambio Climático. Acelerar el cumplimiento de los compromisos climáticos y la creación de nuevas alianzas en base a 5 retos fundamentales:

1. Sistemas de energía saludable.
2. Crecimiento de una economía inclusiva.
3. Comunidades sostenibles.
4. Gestión responsable de la tierra y el océano.
5. Inversiones climáticas transformadoras.