Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima
En actualidad #PorElClima hace 1 mes

El Park(ing) Day llega otro año para reclamar más zonas verdes y menos zonas de parking en las ciudades.

 

La mayor parte de los espacios al aire libre en las ciudades están invadidos por zonas de aparcamiento de vehículos privados. La calidad de vida de los habitantes empeora si lo único que ven y respiran son calles asfixiadas de coches y asfalto.

El Park(ing) Day ha evolucionado en un movimiento global desde 2005, gracias a la iniciativa "Paga el parquímetro y no aparques el coche. Convierte la plaza de parking en un jardín" lanzada por el estudio de arquitectura, arte y diseño de San Francisco Rebar Art and Design Studio , que convirtió una zona de aparcamiento en un parque público en el centro de la ciudad.

Más de 200 ciudades en el mundo se unen el tercer viernes de septiembre para pedir un cambio en el diseño de las zonas urbanas con más vegetación y demostrar que, las personas viven mejor en ciudades con parques y zonas verdes donde realizar actividades placenteras, pasear, leer, jugar.

Este 21 de septiembre activistas, ciudadanos y artistas se asentarán en zonas de estacionamiento de vehículos para transformarlas en espacios públicos temporales. Con la idea de convertir estos espacios en parques, de ahí el concepto de "Park(ing)", se llevarán a cabo actividades de arte, música, juegos...

El proyecto ha ido adquiriendo a lo largo de los años un perfil mucho más amplio, de forma que aborda diversos problemas sociales en diferentes contextos urbanos de todo el mundo y cada ciudad evalúa y valora las necesidades de su comunidad. Aunque, uno de los problemas más importantes que debemos abordar durante el Park(ing) Day es indudablemente la existencia de pocas zonas verdes, en proporción al desorbitante tráfico de las ciudades que participa activamente en el aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Reducir los espacios de circulación y estacionamiento daría lugar a espacios dedicados a otras actividades, sin duda, mucho menos nocivos para la salud y el planeta.