Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima el Lunes, 08 Octubre 2018
Alicia Maestre Ducar

Contamos con los recursos y el tiempo suficiente para evitar que el calentamiento global supere 1,5ºC, pero se necesita un esfuerzo sin precedentes, así lo afirman los científicos de la ONU.

Esta mañana la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera y el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, han presentado el estudio del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés). El informe, elaborado por más de 90 autores y editores de 40 países y basado en más de 6.000 referencias científicas, exhorta a los gobiernos a tomar las medidas necesarias para que la temperatura del planeta no supere 1,5ºC.

Si no recortamos tajantemente las emisiones industriales y de transporte, la temperatura global ascenderá a 1,5ºC  en algún momento entre 2030 y 2052. Según afirman los científicos asesores de las Naciones Unidas, se necesitarían "cambios de gran alcance y sin precedentes" en cuestión de energía, industria, transporte, agricultura, ciudades y edificios. Llegar a reducir alrededor de un 45% las emisiones globales de CO2 de origen humano en 2030, respecto a los niveles de 2010, y lograr el "cero neto" en 2050.

En caso de que la temperatura global supere 1,5ºC será necesario compensar las emisiones mediante técnicas de absorción de CO2 de la atmósfera. Pero evitar llegar a esos niveles tendrá mejores resultados, ya que no se ha comprobado la efectividad de esas técnicas que podrían conllevar importantes riesgos para el desarrollo sostenible.

Las decisiones mundiales en materia de cambio climático son decisivas para garantizar un futuro seguro y sostenible. Los gobiernos todavía están a tiempo de evitar impactos irreparables y duraderos en la sociedad y los ecosistemas naturales si adoptan medidas eficaces. 

Teresa Ribera expone, en una entrevista realizada por Las mañanas de RNE, "el mejor momento para haber empezado a actuar con tiempo suficiente para alcanzar ese objetivo era hace 25 años, pero en todo caso el segundo mejor momento es hoy". Para lograrlo es imprescindible acelerar la acción.

4

Oportunidades

Si conseguimos que el proceso de descarbonización vaya hacia delante y la temperatura global de la Tierra se limite en 1,5ºC, en lugar de 2ºC, obtendremos enormes beneficios para el bienestar y la salud de las personas y la biodiversidad, ya que nos daría más margen para poder adaptarnos. 

Podríamos evitar un número de 150 millones de muertes por contaminación atmosférica en más de 200.000 ciudades del mundo, y también reduciríamos a la mitad la pérdida de biodiversidad.

Si el aumento de la temperatura no supera 1,5ºC, el nivel del mar en 2100 aumentaría 10 cm menos que si la temperatura alcanza 2ºC. Y los arrecifes de coral, esenciales para el ecosistema marino, disminuirían entre un 70% y un 90%, mientras que si aumenta 2ºC se perderían casi la totalidad. 

Además, los gobiernos podrían ahorrar 26 billones de euros y generar 18 millones de nuevos puestos de trabajo.

Lo positivo es que muchas de las medidas necesarias para lograr los objetivos del Acuerdo de París ya están en marcha, aunque el calentamiento global requiere mayor precisión y velocidad en la acción. 

Consecuencias

Las emisiones de gases de efecto invernadero ya han elevado la temperatura del planeta alrededor de 1ºC. El informe destaca que, si la temperatura global se detiene en 1,5ºC y no en 2ºC, los cambios serían mucho más suaves.

Se verían considerablemente afectados el suministro de agua, el crecimiento económico, la salud humana, la agricultura y la ganadería.

Fenómenos extremos que pondrían en peligro la producción de alimentos caracterizados por el refuerzo de la cantidad e intensidad de las precipitaciones en varias regiones, más episodios protagonizados por el calor extremo y la posibilidad de intensos períodos de sequía.

Extinción de especies que conllevaría una gran pérdida de la biodiversidad. Poniendo en peligro el 18% de los insectos, el 16% de las plantas y el 8% de los vertebrados.

Declaraciones de la Rueda de Prensa

La vicepresidenta del IPCC Thelma Krug afirma que "mantener la temperatura por debajo de 1,5ºC y no 2ºC, reducirá en un 50% la población sometida a un estrés hídrico". 

Teresa Ribera dice: "Es un informe que trata un debate entre la ciencia y la sociedad". Destaca dos ideas fundamentales de este debate: primero, el Programa de gran alcance a nivel nacional, regional y continental para facilitar espacios de diálogo en la comunidad internacional y, en segundo lugar, el Proyecto común europeo. "La conclusión es que la comunidad científica es la llamada de alarma y no hay tiempo que perder", hoy da inicio el medio y largo plazo y debemos acelarar la acción. Continúa exponiendo que para llegar al balance neutro para 2050 "debemos entender que se trata de una obligación de resultados". El inicio de los registros en España del aumento de la temperatura fue en 1967 y el año 2017 se consideró el más cálido.

Pedro Duque añade: "Aplicamos las decisiones políticas basadas en los datos científicos como es el caso de IPPC. Las conclusiones del informe y las medidas necesarias no son una opinión, sino que se basa en evidencia científica". 

Más información: