Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima el Lunes, 15 Octubre 2018
Nacho Lacambra
Historia clasificada en: Historias #ConsumoyReciclaje

Hoy te damos unos consejos para que puedas ahorrar agua y energía cuando utilizas la lavadora. Aunque tu aparato no sea de última generación, haciendo un uso eficiente conseguirás una reducir muchos litros de agua y de emisiones al planeta. En realidad, se trata de cuestiones muy sencillas y lógicas. Te las explicamos:

  • Carga la lavadora al máximo de ropa: la cantidad de agua y energía que utiliza una lavadora es independiente de la cantidad de ropa que vayas a lavar. Por lo tanto, ahorrarás gran cantidad de agua si cada vez que la pones está al máximo de su capacidad. 
  • Lava en frío: si utilizas un programa de temperatura demasiado alta, el consumo energético del aparato se dispara. Lo mejor es lavar en frío, o hasta 30ºC como máximo. Deja los programas a más temperatura para las prendas con muchas manchas.
  • Reduce la dosis de detergente: dependiendo de la dureza del agua es necesario aplicar más o menos cantidad, pero trata de utilizar siempre la menor cantidad posible.
  • Si te vas a comprar una lavadora nueva, que sea de bajo consumo: ya existen en el mercado lavadoras de bajo consumo (A+++). Aunque sean algo más caras, a la larga ahorrarás dinero. Muchas veces las comunidades autónomas llevan a cabo planes de compra de este tipo de aparatos, así que puedes ahorrarte una buena suma de dinero. Valora si llegado el momento, te compensa comparar una nueva.
  • Adapta la capacidad de tu lavadora a tus necesidades: La capacidad de las lavadoras es variable, entre 5 y 10 kilos de carga. Cuando compres una, valora cuál es la más adecuada, en función de las necesidades de tu hogar.
  • Mantén las revoluciones al mínimo: El número de revoluciones del centrifugado conseguirá que la ropa salga más o menos húmeda, pero la limpieza de la ropa no se verá afectada. Así que si puedes, lava con bajas revoluciones. Además tendiendo de manera adecuada, conseguirás una ropa menos arrugada y no necesitarás planchar tanto la ropa, así que el ahorro será mayor.
  • Tiende la ropa al Sol: si las condiciones meteorológicas lo permiten, sol y viento son los mejores aliados para secar tu ropa de forma rápida y eficiente.

Echa un vistazo al reto del agua del Ayuntmaiento de Zaragoza y ¡súmate!