Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima el Lunes, 17 Diciembre 2018
Alicia Maestre Ducar
Historia clasificada en: Historias #ConsumoyReciclaje

La Navidad parecer ser la excusa perfecta para cambiar nuestro Smartphone, aunque siga funcionando, y nos olvidamos del enorme impacto que supone el consumo durante esta época del año.

En 2017 cada español gastó 250 euros en aparatos de electrónica de consumo. En comparación a otros países europeos, es una cifra relativamente baja. La cuestión es ¿cada cuánto tiempo compramos un aparato nuevo? Mientras hace 30 años los aparatos electrónicos parecían durar toda la vida, ahora tan solo lo hacen un par de años como mucho.

Cuando llega la Navidad parece que los móviles decidan dejar de funcionar. Podemos poner todas las excusas que queramos, pero no engañamos a nadie. La verdad es que estamos deseando comprarnos el último Smartphone recién salido al mercado, con la mayor resolución de pantalla, resistente al agua, doble cámara y muchos mega-píxeles, 8 GB de memoria (que somos incapaces de abarcar). Se nos ocurren cientos de razones por las que debemos cambiar el que tenemos, se me ha roto la pantalla y casi me cuesta más arreglarla que comprarme otro, el sistema operativo se ha vuelto loco, se ha quedado anticuado, la cámara ya no es lo que era?

Así que, llegados a este punto, es la hora de replantearnos: primero, ¿es realmente necesario cambiar nuestro móvil?; segundo, si lo es, ¿por qué no tenemos en cuenta ciertos criterios de consumo responsable?; y, en tercer lugar, ¿somos conscientes del impacto ambiental que causan los móviles?

telefonia

A la hora de comprar telefonía móvil deberíamos tener en cuenta la gestión ambiental de la empresa (ISO 140001 o EMAS) y la certificación o verificación de la huella de carbono, además de los siguientes requisitos mínimos:

  • Diseño sostenible de los dispositivos (ecodiseño).
  • El tipo y la sostenibilidad de los componentes y sustancias utilizadas en la fase de producción.
  • Eficiencia del embalaje y transporte.
  • Consumo energético en uso, eficiencia y tiempo de carga completa de la batería.
  • Reciclabilidad y vida útil del producto.

La tecnología de los Smartphones avanza a pasos agigantados. Por ejemplo, se están desarrollando los móviles modulares, que funcionan como pequeños rompecabezas formados por piezas independientes y que aspiran revolucionar el mercado de la telefonía móvil. Cada una de las partes de estos dispositivos puede sustituirse por separado, alargando así la vida útil del móvil de dos años hasta cinco. Fairphone es el primero con estas características en el mercado.

Por un lado, algunas compañías están apostando por incorporar nuevos planteamientos con los que modificar la oferta y sus características de sostenibilidad. En el caso de Samsung, diseña un aparato compuesto en un 80% por materiales reciclados, bio-plásticos derivados del maíz, y libres de PVC, de ftalatos y casi libres de retardantes de llama bromados (BFR). Y la compañía LG ha anunciado un dispositivo que incorpora una placa solar en la carcasa posterior para alimentar la batería sin necesidad de cables.

Y, por otro lado, destaca el Proyecto Ecorating que lanzan conjuntamente Movistar y Vodafone. Se encarga de clasificar por criterios de sostenibilidad todos los dispositivos móviles de su catálogo en España midiendo el impacto social y medioambiental de los teléfonos móviles. La metodología de análisis se desarrolla por la ONG Forum for the Future teniendo en cuenta la evaluación, entre otros aspectos, del diseño de los dispositivos, la producción de sus componentes y las sustancias utilizadas, la eficiencia del embalaje y del transporte, su consumo energético, el tiempo de carga completa de la batería y su reciclaje. En el análisis también se incluye la puntuación de las políticas corporativas y criterios de cuidado medioambiental de los fabricantes.

La puntuación final es el resultado del análisis a un centenar de cuestiones relativas a cuatro aspectos diferentes del fabricante y del dispositivo: valoración corporativa, diseño responsable valoración de la funcionalidad: y análisis del ciclo de vida del equipo. La nota final se presenta en una escala del uno al cinco, siendo ésta la mejor puntuación. El sistema se aplica a los dispositivos TCL Communication, Huawei, LG y Samsung.

ECORATING

En el caso de oferta de Movistar la nota se identifica a través de una etiqueta con la puntuación que han obtenido en el sistema Ecorating. La información se ofrece al consumidor en la ficha de información de cada dispositivo, de tal forma que es totalmente visible tanto en las tiendas de la red comercial de la compañía como en el canal online.

Encuentra el móvil sostenible que necesitas en el Escaparate #PorElClima .