Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima el Viernes, 28 Junio 2019
Nacho Lacambra
Historia clasificada en: Historias #ConsumoyReciclaje

Las bolsas son la cabeza de lanza de la lucha global contra los plásticos. Hoy, en el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico, te damos algunos datos acerca de su consumo.

 A pesar de todos los mensajes que nos llegan a diario acerca de lo malo que es el uso excesivo de plástico para el planeta, su consumo sigue aumentando. En 1950 se fabricaron 2 millones de toneladas y, en 2018, 400 millones. Para 2050 se prevé que la producción ascienda a los 1.000 millones de toneladas. Y de todo el plástico producido hasta ahora, 9.000 millones de toneladas, tan solo se ha reciclado un 9%. El resto ha acabado incinerado (12%), en un vertedero o lo que es peor, en el medio natural; y se cree que ya supone el 80% de la basura marina.

Las bolsas de plástico juegan un papel importante en todos estos datos. Lo bueno es que, en los últimos años, la conciencia ciudadana ha aumentado y parece que poco a poco las bolsas de plástico de un solo uso están dejando de utilizarse. Hace poco más de un año se obligó a los comercios a cobrar las bolsas de plástico, y cada vez son más personas las que acuden a la compra con bolsas de tela.

En el Día Libre de Bolsas de Plástico mostramos algunos datos interesantes:

  • Cada persona utiliza en España 140 bolsas de plástico al año. En China, la cifra alcanza los 3.000 millones de bolsas ¡al día!
  • Una bolsa tarda unos 500 años en descomponerse. Aunque, cuando lo consigue el problema no termina, esa descomposición la convierte en microplásticos y estos pasan a formar parte de los ecosistemas para siempre.
  • Para producir las bolsas que consumimos en un año son necesarios 100 millones de barriles de petróleo. 
  • Una bolsa abandonada en la intemperie genera metano y etileno, dos gases con un gran potencial de efecto invernadero.

Así que ya sabes, aunque ya vayas a la compra con una bolsa de tela, todavía puedes hacer mucho más. Trata de evitar las bolsas de bajo gramaje, todavía gratuitas, y lleva más bolsas para los productos de granel.