Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima el Jueves, 18 Julio 2019
Nacho Lacambra
Historia clasificada en: Historias #Movilidad

Un reciente estudio de Transport & Enviroment (T&E) muestra que, en 2021, habrá más del triple de modelos en el mercado de vehículos eléctricos.

 Cuando llega la hora de comprar un coche, cada día más personas se plantan adquirir un vehículo cero emisiones. Pero muchos se encuentran con muchas limitaciones: no hay un modelo que se adapte a sus necesidades, tienen poca autonomía o son demasiado caros. Pues bien, parece que los productores europeos de automóviles han visto por fin las oportunidades que ofrece este nuevo sector y se han lanzado, definitivamente, a la producción en masa de gama eléctrica, el primer paso para poder hacer frente a una transición en la movilidad. Para el año 2021 la Unión Europea obligará a los fabricantes a que sus modelos en el mercado, de media, no superen los 95gr/km y esto a obligado a todas las marcas a ofrecer modelos electrificados.

Se multiplica la oferta

En 2018 la oferta de vehículos eléctricos fue de 60 modelos y en 2021, se alcanzará una oferta que llegara a los 214 modelos, de los cuales 92 serán 100% eléctricos y 118 híbridos enchufables. Para 2025 y según los planes del sector, el 22% de los vehículos producidos en Europa serán eléctricos. Lo bueno, además, es que cada vez son más variados y asequibles, así que dejarán de ser un sector de alta gama y llegarán a más personas. El problema es que otros sistemas de propulsión, como el de celdas de combustible (hidrógeno), no terminan de despegar y no se contempla que se fabriquen más de 9.000 coches con esta tecnología, para el año 2025, frente a los 4 millones de eléctricos previstos. En cuanto al gas, un tipo de vehículo que no mejora sustancialmente los problemas de emisiones y contaminación que otros modelos de combustión, no llegará al 1% de la producción.

unnamed.png

La pelota en el tejado de los gobiernos

Isabell Büschel, de Transport and Enviroment mantiene que "Gracias a los estándares de CO2, Europa verá una ola de coches eléctricos con más modelos más asequibles y disponibles en el mercado, pero necesitamos además que los gobiernos aporten la carga doméstica del vehículo eléctrico y en los centros laborales, así como reformas fiscales que hagan los vehículos eléctricos más atractivos que los coches contaminantes como los diésel y gasolina o los poco eficientes híbridos enchufables". 

Baterías

Parece que la producción de baterías tampoco va a suponer un gran problema para la industria y según el análisis, hay 16 plantas de producción garantizadas para 2023. Esto supondrá una producción de 131GWh, suficiente para cubrir las necesidades energéticas de almacenamiento en 2023, a la espera de que se anuncien más fábricas de baterías, que incrementarán la posibilidad de ampliar la producción, si el mercado lo requiere.

Más economía y empleo

La inversión de las diferentes compañías se espera que sea de unos 145 mil millones de euros y según el informe "Repostando Hacia el Futuro", se crearán en España 23.000 empleos de aquí a 2030. Sólo la fabricación de baterías implicará la creación de 120.000 puestos de trabajo directos e indirectos (aunque T&E recuerda que es necesario que hay que garantizar que las baterías producidas en nuestro territorio deben respetar los derechos humanos, tener una baja huella de carbono y ser reutilizables y reutilizadas y provengan de fuentes éticas).