Publicado por Equipo #PorElClima el Lunes, 29 Julio 2019
Nacho Lacambra

La crisis climática va a obligarnos, queramos o no, a tomar medidas drásticas. El Green New Deal es una propuesta muy ambiciosa pensada para combatir el cambio climático y las desigualdades.

El consenso científico es enorme y no hay lugar a las dudas: la crisis climática es un hecho y las consecuencias no se van a poder evitar. En nuestra mano está que estas sean más o menos duras, pero se espera que, además de los efectos en el clima, la subida del nivel del mar, o la extinción masiva que se está produciendo, va a acarrear un coste económico nunca visto hasta ahora; y mientras se trata de llegar a un consenso acerca de lo que hay que hacer, una opción que está tomando mucha fuerza en un `Green New Deal´, que aunque no es algo nuevo, ha recibido un nuevo  impulso gracias at tirón de la congresista norteamericana Alexandria Ocasio-Cortez.

El nombre hace referencia al `New Deal´ de Franklin D. Roosevelt para atajar la crisis durante la Gran Depresión. Medidas de inversión, intervención y planificación de la economía por parte del estado a corto y largo plazo. Algunas fueron de carácter urgente y muy drásticas, como el cierre temporal de los bancos y otras más estructurales, para cambiar el sistema económico que había llevado a una crisis sin precedentes en EEUU. Y las medidas no fueron solo económicas, sino que hubo importantes cambios legislativos, como la derogación de la ley seca o la autorización a los trabajadores a sindicarse. En definitiva, un cambio radical del enfoque de la economía y de la organización de la sociedad para enfrentarse a una situación de emergencia.

Han pasado los años y la sociedad ha cambiado mucho. La economía norteamericana salió de sus crisis gracias al New Deal y a la II Guerra Mundial y ahora, junto con el resto de la población mundial, ha surgido un nuevo reto: la emergencia climática. Todavía no está claro qué coste económico va a acarrear, porque sus efectos, aunque están claros y estudiados, cada día nos sorprenden por su velocidad. Por un lado, se van a producir altos costes para frenar las causas del cambio climático (descarbonización), pero también para llevar a cabo las medidas de adaptación necesarias a lo que ya nos estamos enfrentando. No solo a la nueva situación climática, sino para paliar los cambios en la vida de muchísimas personas que se van a ver afectadas. Cientos de miles de millones de euros que vamos a necesitar durante décadas. En este contexto, el `Green New Deal´ no se plantea solo para combatir la crisis climática, sino para ofrecer una nueva oportunidad a una economía estancada y donde las desigualdades se acentúan y así posibilitar un crecimiento sostenible y con nuevas oportunidades para las personas.

En qué consiste

La idea es llevar a cabo grandes inversiones y cambios legislativos para reducir la huella que tenemos en el planeta, a la vez que ofrecemos nuevas oportunidades de empleo bien remunerado a todo el mundo y de esta forma reducir la brecha social. Estas inversiones van dirigidas a fomentar el desarrollo de energías renovables y reducción (hasta suprimirlas por completo) de energías fósiles, el desarrollo de la economía circular en las empresas, así como la mejora de la eficiencia energética, tanto en los medios de producción como en los edificios. Además, hay que llevar a cabo importantes inversiones en infraestructuras para mitigar los efectos del cambio climático, como barreras de contención y reformas de los litorales por la subida del nivel del mar, medidas para la consevación de los suelos, reforestaciones y aforestaciones masivas, así como limpiezas y restauraciones de ecosistemas.

 Green New Deal 2.png

PROBLEMAS

Llevar a cabo grandes proyectos de esta magnitud tiene grandes barreras. Por ejemplo, la financiación; asumir estas medidas a gran escala que tengan un impacto real, en un contexto de reducción del déficit público estirado al máximo, con la deuda de los países superando en muchos casos el 100% del PIB, se encontrará con muchos detractores. Además, otras medidas de carácter estructural, como las de investigación o educación o infraestructuras suelen tardar muchos años en dar resultados visibles. Pero según Ocasio- Cortez, la forma de financiarlo debería ser la misma que las que se han afrontado en momentos dramáticos, como las guerras mundiales. Además, los objetivos de este plan en mejorar la eficiencia energética y de los recursos, por lo que si se llevara a cabo de manera inteligente, tendríamos una mayor y mejor disponibilidad de recursos que mejorarían los índices económicos.

Habrá que conseguir de manera justa un cambio radical en las personas cuya vida laboral está ligada a la industria más contaminante y cambiar sus habilidades hacia una economía verde.

Está demostrado que cuando los estados tienen voluntad, son capaces de tomar medidas drásticas, para eso están. El New Deal, Plan Marshall o la llegada del hombre a la Luna han sido hechos y medidas adoptadas por los estados cuando se han creído necesarias. Habrá que ver en qué medida están motivados y capacitados para llevarlo a cabo y en qué medida el planeta y sus temibles cambios, va a obligar a tomar estas medias cuanto antes.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y Acuerdo de París son medidas de consenso global, objetivos establecidos para combatir la crisis climática y estrechar las desigualdades sociales, pero no establecen maneras concretas de alcanzarlo. Tal vez un Green New Deal sea la manera de alcanzarlo.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias #ConsumoyReciclaje #AlimentaciónSaludeInfancia #CienciayTecnología