Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima el Miércoles, 07 Agosto 2019
Alicia Maestre Ducar
Historia clasificada en: Historias #CienciayTecnología

La Conferencia de las Partes (COP) es el órgano de decisión supremo de la Convención Marco de Naciones Unidas (CMNUCC), un tratado que establece las obligaciones básicas de las 196 Partes (Estados) más la Unión Europea para combatir el cambio climático.

El tratado se firmó en la Cumbre de la Tierra de 1992 y entró en vigor en 1994. 

Este año la  COP25 es en Santiago de Chile del 2 al 13 de diciembre de 2019. Las Partes se reunirán en su cita anual para revisar los avances en la lucha climática y proponer, evaluar y aprobar nuevos instrumentos de actuación que favorezcan la implementación de la Convención.  

¿Por qué en Chile?

Chile es un país muy vulnerable al cambio climático. A pesar de solo ser responsable del 0,25% de las emisiones mundiales, se sitúa entre las 10 naciones más afectadas por la emergencia climática, ya que cumple 7 de las 9 condiciones de vulnerabilidad establecidas por la Organización de las Naciones Unidas. 

cumbre 2019

 Anteriormente al gran evento mundial de la COP, se celebrará la Cumbre de Acción Climática 2019 el 23 de septiembre en Nueva York. El objetivo de este encuentro será que los líderes de los países pongan sobre la mesa planes concretos y realistas para mejorar sus contribuciones concretas a nivel nacional para 2020, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45% en los próximos diez años y a cero para 2050. 

Para asegurar la fiabilidad y efectividad de estos planes, no pueden enfrentarse a la reducción de forma aislada: deben mostrar una vía hacia la transformación completa de las economías siguiendo los Objetivos de Desarrollo Sosteniblle (ODS). Reunirá a gobiernos, sector privado, sociedad civil, autoridades locales y otras organizaciones internacionales para desarrollar soluciones ambiciosas en estas áreas:

  1. Transición global hacia energías renovables.
  2. Transición industrial.
  3. Infraestructuras y ciudades sostenibles y resilientes.
  4. Agricultura y ordenación sostenible de nuestros océanos y bosques.
  5. Resiliencia y adaptación a los impactos climáticos.
  6. Convergencia de financiación pública y privada con una economía de emisiones netas.

Además, se tendrán en cuenta otras tres áreas clave adicionales:

  1. Estrategia de mitigación para impulsar las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) y estrategias a largo plazo para conseguir las metas del Acuerdo de París.
  2. Compromiso de la juventud y movilización pública contra el cambio climático.
  3. Impulsores sociales y políticos para avanzar en los compromisos dentro de las áreas que afectan al bienestar de la población, contaminación del aire, trabajo digno, estrategias de adaptación climática y protección de los trabajadores y grupos vulnerables.