Publicado por Equipo #PorElClima el Lunes, 18 Noviembre 2019
María José Montesinos

Todavía es posible apuntarse para formar parte de esta cita mundial en la que puede decidirse el futuro del planeta. El plazo para inscribirse como voluntario acaba el 20 de noviembre.

 Un total de 600 voluntarios están ya dispuestos para colaborar en la COP 25, la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid del 2 al 13 de diciembre. Pero todavía es posible apuntarse para formar parte de esta cita mundial en la que deben decidirse las políticas internacionales que garanticen el futuro del planeta.

Basta rellenar este formulario, en la web del Voluntariado de Madrid (Teléfono 900 777 888). El plazo para apuntarse acaba el 20 de noviembre. Los voluntarios recibirán un cursillo de formación los días 25 y 27 de noviembre, en Madrid.

La Plataforma Voluntarios por Madrid, trabajando en combinación con la Federación del Voluntariado de España y la Federación de Asociaciones de Voluntariado de Madrid, ha reunido ya a 400 voluntarios en España. A ellos se unirán otros 200 voluntarios venidos desde Chile, que ya se habían preparado para asistir a los visitantes a esta cumbre que iba a desarrollarse en Santiago de Chile. La sede se trasladó a Madrid después de que el país andino renunciase a celebrarla, a principios de noviembre, por los conflictos sociales que está viviendo la nación.

Se espera a más de 25.000 participantes en esta Cumbre, entre ellos la joven activista sueca Greta Thunberg, que se dirige ahora hacia Madride a bordo de un catamarán 

Este domingo 17 de noviembre han comenzado a montarse ya las instalaciones que albergarán la COP25 en el recinto Ferial de IFEMA. Del 2 al 13 de diciembre, más de 25.000 personas asistirán a esta cita internacional en la que participan jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, así como los principales líderes ambientales. Entre ellos se espera a la joven sueca Greta Thunberg, inspiradora del movimiento juvenil Fridays for Future, con el que las generaciones más jóvenes se están movilizando para pedir a los dirigentes mundiales medidas reales para frenar la emergencia climática.

La joven activista sueca, una de las figuras más esperadas en la cumbre, navega ahora rumbo a Europa desde América, a donde se había trasladado para acudir a la cita original de esta COP25, que iba a desarrollarse en Santiago de Chile. Consecuente con sus principios, Greta se niega a usar el avión, por el alto nivel de emisiones que generan los vuelos, lo que le obliga a trasladarse por mar. En la actualidad viaja a bordo del catamarán de la pareja de australianos Riley Whitelum y Elayna Carausu, y confía en llegar a tiempo para participar en Madrid.

En IFEMA la Cumbre va a ocupar siete pabellones, cubriendo un total de más de 100.000 metros cuadrados. A ello se le añaden los espacios de los centros de convenciones y salas de reuniones que también se utilizarán y que suman 13.000 metros cuadrados más.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias COP25