Publicado por Equipo #PorElClima el Lunes, 02 Diciembre 2019
María José Montesinos

Un estudio científico relaciona por primera vez la polución de aire con la aparición de dolencias renales, cardiovasculares, dermatológicas e incluso diabetes y parkinson.

Sabíamos los problemas respiratorios, muchas veces graves que provoca la contaminación del aire, pero un reciente estudio científico de la Escuela Pública Harvard TH Chan acaba de demostrar que la polución atmosférica está relacionada también con enfermedades como la septicemia (infección grave de la sangre), insuficiencias renales, infecciones urinarias, dermatológicas y de los tejidos, además de causar trastornos de líquidos y electrolitos.

La investigación reveló que incluso un pequeño incremento en la exposición a las partículas PM2,5 (unas partículas contaminantes muy finas) guardaban correlación con una mayor atención medica y los costos sanitarios en las poblaciones en que se registraba este aumento.

El estudio recopila datos del servicio público de salud estadounidense Medicare, cuyos análisis ha revelado "que los riesgos para la salud y el coste económico que ello conlleva son sustancialmente mayores de lo que se pensaba hasta ahora", afirma Yaguang Wei, doctorando en la Harvard Chan School, y uno de los investigadores principales del estudio.

La relación entre la exposición a partículas PM2,5 y la aparición de enfermedades se daba incluso en días con índices por debajo de los establecidos por la OMS como seguros 

La contaminación atmosférica por partículas finas se produce por pequeños sólidos y líquidos que se encuentran en suspensión en el aire, y que son provocados por las emisiones de vehículos a motor, centrales eléctricas de carbón o incendios forestales. Investigaciones anteriores habían demostrado ya que, al respirar, inhalamos esas partículas minúsculas que pueden penetrar en los pulmones, y provocar graves problemas de salud.

La investigación no solo exploró los datos de la exposición a corto plazo a partículas PM2,5, que revelaron una asociación entre estas partículas y el incremento en los índices de ingresos hospitalarios entre adultos, sino que además, el informe ratificó las sospechas de datos históricos anteriores que asociaban la exposición a PM2,5 con otras patologías, incluidas algunas hasta ahora inéditas como dolencias cardiovasculares y pulmonares, diabetes e incluso parkinson.

Los investigadores llamaron la atención sobre un dato inquietante y es que la relación entre la exposición a partículas PM2,5 y la aparición de enfermedades se daba incluso en los días en los que los niveles registrados se encontraban por debajo de los índices considerados como seguros por la Organización Mundial de la Salud.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias #AlimentaciónSaludeInfancia