Publicado por Equipo #PorElClima el Jueves, 19 Diciembre 2019
Nacho Lacambra

Llegan las fiestas navideñas y con ellas: los regalos, las comilonas, las fiestas, los viajes... La huella climática de cada personas aumenta mucho durante estos días, haciéndose a veces demasiado grande. Te damos algunos consejos fáciles para contener este "frenesí de emisiones".

Todos los años se repiten diferentes escenas que nos sitúan muy lejos de lo que deberían ser unas fiestas con sentido común: contenedores llenos de cajas, papel de regalo, cantidades ingentes de comida que se tira porque hemos preparado demasiada, centros comerciales abarrotados de personas comprando regalos, que tal vez nunca se lleguen a utlizar, y muchas aberraciones climáticas más. Si supiéramos las consecuencias en el clima de todos estos excesos, tal vez nos contendríamos un poco. Hoy te damos algunos consejos para que estas navidades tu impacto en el planeta no sea tan alto.

REGALOS

A todo el mundo le encanta regalar y que le regalen, de eso no hay duda. Y es algo bonito que no hay que dejar de hacer. Pero, ¿te has preguntado cuáles son las consecuencias de lo que regalas? Miles de personas yendo a comprar, muchos de ellos en coche, adquiriendo artículos innecesarios que tal vez terminen en un armario para siempre. Miles de kilómetros de rollos de papel de regalo que acaban en la basura en un instante. Te damos algunos consejos para evitar todo esto:

  • Piensa bien el regalo que quieres hacer y si no lo necestia o crees que no lo va a utilizar, descártalo y piensa en otra cosa.
  • Es mejor regalar experiencias que cosas. Unas entradas para un concierto, una cena en un restaurante, un masaje... gustarán igual que cualquier cosa y no tienen tanto impacto.
  • Hacer "amigo invisible" siempre es buena idea, reduces el número de regalos y es más divertido.
  • No envuelvas los regalos y si lo haces, reutiliza papel de otros años, papel de periódico o una tela que se pueda reutilizar. Así no fastidiarás la emoción del momento, pero tampoco al planeta.
  • Nunca regales mascotas, sobre todo si la persona regalada no ha dicho que lo quiere.

unlighted-red-advent-candles-on-table-beside-green-gift-1746191.jpg

CELEBRACIONES

Comer, cenar, festejar... la Navidad es una época ideal para quedar con la familia, los amigos, divertirse y celebrar. Pero podemos seguir haciendo eso sin problema, pero también con respeto al medio ambiente. ¿Cóm hacerlo? Muy fácil:

  • Si vas a organizar una comida o una cena en tu casa, no te pases preparando. ¿Cuántas veces, al terminar, nos damos cuenta de que sobra más comida de la que hemos preparado?
  • Pide a tus invitados que se vengan con un tapper para repartir todo lo que sobre, así no se tira nada.
  • Trata de elaborar menús con el mayor número posible de productos locales y de temporada. Así el impacto de tus opíparas comilonas será pequeño.
  • En temas de decoraciones navideñas, trata de evitar aquellas hechas con productos más contaminantes. El "Do it Yourself" es una buena práctica. Haz tú, o los más pequeños de la casa, las decoraciones. Quedará mucho más auténtico. Y por suspuesto, utilízalos durante muchos años. Y si vas a poner árbol, mejor natural. Y las luces las puedes encender sólo cuando estéis ahí y apagarlas en cuanto puedas. 

 blur-bokeh-candle-christmas-decoration-196648.jpg

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias #ConsumoyReciclaje