Publicado por Equipo #PorElClima el Viernes, 27 Diciembre 2019
María José Montesinos

Tras la finalización de la COP25, la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, APIA, organizó una sesión de análisis en la sede del Parlamento Europeo en Madrid, con representantes políticos y otros participantes en esta cita.

¿Fue la Cumbre del Clima de Madrid un paso adelante o no ha servido de nada? Tras la finalización de la COP25, la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, APIA, organizó una sesión de análisis el 20 de diciembre en la sede del Parlamento Europeo en Madrid, con alguno de los participantes en esta cita. Valvanera Ulargui, directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), fue la primera en tomar la palabra para defender los logros de la Conferencia de las Partes. "Esta no era una cumbre para grandes acuerdos, sino para sostener la agenda internacional climática, y mantener su multilateralismo: Estados Unidos acababa de anunciar que dejaba el acuerdo de París y esperaba que otros se sumasen a su renuncia, pero eso no ha pasado, ni China, ni India, ni Rusia, ni Brasil han abandonado", afirmó Ulargui.

Reconoció que se podía haber avanzado más en el mecanismo de los mercados de carbono, pero señaló que se había llegado a algunos acuerdos en el procedimiento que deben servir para que en Glasgow se pueda aprobar el nuevo mercado. Destacó, por otra parte, la relevancia que la sociedad ha alcanzado en la cumbre y el liderazgo desplegado por la Unión Europea, que durante la COP aprobó la neutralidad en carbono para el año 2050.

El eurodiputado socialista y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, César Luena, confirmó el acuerdo hacia la descarbonización aprobado por Europa y explicó que no es solo un cambio de modelo energético sino que significa ir a un nuevo modelo económico y de fiscalidad. "Toda la infraestructura económica, que ahora solo tiene como base la riqueza, tiene que incorporar una fiscalidad ambiental, primando a quien cumple con la descarbonización y penalizando a quien no".

El europarlamentario reconoció "el riesgo de que la UE, que solo produce el 8-10% de las emisiones mundiales, haya asumido el liderazgo mundial" en este cambio de paradigma y llamó la atención sobre la necesidad de que esto no suponga un perjuicio económico para los europeos. En este sentido, expresó la necesidad de garantizar una transición justa para que la población europea no pierda la concienciación que hasta ahora ha demostrado en la lucha contra el cambio climático.

post cop ulargui luena

Nicolás González Espada, también eurodiputado del grupo socialista, y representante de la cámara legislativa europea en la COP25, apuntó la posibilidad de introducir aranceles sobre la huella de carbono en los productos que lleguen a la UE desde países que no hayan firmado su compromiso en la reducción de emisiones de CO2. la llamada tasa de carbono.

Por parte de Unidas Podemos, el diputado Juancho López de Uralde, presente en la jornada, señaló que la COP25 había sido ?"un éxito organizativo, pero no desde el punto de vista de los resultados, y no podemos conformarnos solo con que las cumbres se celebren, lo que hay que hacer es poner fin a la crisis climática"

Víctor Viñuales: "La lucha contra el cambio climático es un objetivo que vamos a lograr. Incluso los reticentes están de retirada, y lo saben".

El director ejecutivo de ECODES y vicepresidente de la Red Española del Pacto Mundial, Víctor Viñuales, que participó en la mesa económico-social, se declaró "?decepcionado con la cumbre porque sabemos la magnitud del problema" pero con una valoración muy positiva "en relación a que no se hubiese celebrado". "Se ha demostrado ?señaló- que las COP ya no son cosa de los gobiernos, sino que son un momento de encuentro de una comunidad multiactor, y un espacio de ?polinizacion? entre la gente que quiere frenar el cambio climático y que se está poniendo de acuerdo para ello".

Viñuales se mostró convencido de que la descarbonización es "un objetivo que vamos a lograr". "Incluso los reticentes están de retirada, y lo saben", afirmó tajante, para añadir: "No tenemos que dejarnos llevar por el pesimismo". A preguntas de los periodistas sobre el futuro de la zona turquesa creada en esta COP por España señalo que "vamos a intentar que se quede, que se institucionalice e incluso se agrande, porque es una zona de diálogo y también de creatividad, y necesitamos mucha innovación porque nos enfrentamos a una disrupción y es preciso construir el software cultural de esa nueva economía descarbonizada".

A este respecto, el director ejecutivo de ECODES afirmó que "si dejamos solos a los gobiernos centrales, esto tiene mal pronóstico, ellos lo entienden y nos están pidiendo ayuda, porque existe un problema con la gobernanza mundial de los bienes que son comunes a toda la Humanidad, ya que todo está enfocado a la defensa de los intereses nacionales" y pidió "cambiar la mirada sobre el destino al que nos dirigimos, que es un destino mejor que el que estamos viviendo ahora".

Por su parte, Valentín Alfaya, presidente de la Red Española de Crecimiento Verde afirmó que en el camino de la descarbonización "hay más oportunidades que riesgos" y dijo que "los empresarios tenemos que ser más activistas en la lucha climática, y también los científicos". Pidió a los medios de comunicación "aprovechar la inercia lograda durante la COP para mantener la tensión" en la acción climática, que implica una transición "que no puede hacerse sólo con dinero público sino que necesita al sector privado", por lo que pidió "aprobar un marco normativo para que las empresas cuenten con seguridad jurídica para poder invertir".

El compromiso del sector empresarial privado fue destacado también por Miguel Muñoz, representante de Iberdrola, quien recordó que "177 empresas ?cuyas emisiones son comparables a las de toda Francia- han asumido en esta COP el compromiso oficial de ser neutras en carbono en 2050 y 66 inversores van a dedicar 37 billones de dólares a apoyar el Acuerdo de 2015". Muñoz llamó la atención también sobre el hecho de que, pese a lo que haya decidido Trump, "la sociedad civil 2.estadounidense no ha salido de París: los compromisos de diversos estados, ciudades y empresas cubren el 51% de las emisiones y el 60% del PIB de EE.UU.?.

David Howell, responsable de Clima y Energía de SEOBirdlife, apeló igualmente al ambiente creado durante la cumbre para pedir en España un Plan Nacional de Energía y Clima, y valoró muy positivamente la inclusión de "los océanos y el uso de la tierra en la adaptación climática lograda en esta cumbre".

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias COP25