Publicado por Equipo #PorElClima el Viernes, 11 Septiembre 2020
Alicia Maestre Ducar

El informe Living Planet 2020 de WWF muestra que las poblaciones de aves, mamíferos, anfibios, reptiles y peces en el planeta han disminuido un 68% entre 1970 y 2016, y lo peor es que nada indica que esta tendencia esté en descenso.

¿Cuáles son las causas del deterioro de la naturaleza?

Agua dulce

La biodiversidad que habita en agua dulce está disminuyendo a una velocidad mucho mayor que en otros hábitats. Los ríos, lagos y humedales brindan enormes beneficios para la agricultura, la industria y el consumo de agua potable, y en ellos vive 1 de cada 10 animales conocidos.

La contaminación, los cambios en el flujo de los ríos y lagos, la sobreexplotación y la minerías son algunas de las amenazas a las que se enfrentan las especies que viven en aguas dulces. Como consecuencia, una de cada tres especies de agua dulce se encuentra en peligro de extinción y el tamaño de la población que vive en ella ha caído un 84% desde 1970.

Insectos, plantas y suelo

  • Las plantas son la base de prácticamente todos los ecosistemas terrestres: bosques, praderas e incluso desiertos.
  • Los microorganismos son cruciales para hacer que el suelo sea fértil;  sin ellos, las plantas no podrían crecer.
  • 3 de cada 4 cultivos alimentarios dependen de los insectos, que ayudan a polinizar las plantas.

El cultivo de alimentos conlleva una sobrecarga de fertilizantes, pesticidas y otras sustancias químicas que ponen en peligro de extinción a medio millón de insectos

Seguridad alimentaria

El principal factor de la pérdida de biodiversidad es la degración del hábitat debido a la cantidad de tierra que necesitamos para cultivar los alimentos. Para la producción de alimentos se utilizan miles de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos.

Nuestra forma de vida y sistema alimentario está provocando la destrucción de la naturaleza, provocando una caída del 75% en la diversidad de los cultivos en los últimos 20 años

Economía

Invertir en desarrollo sostenible supondrá ganancias económicas sustanciales en un futuro, de hasta 230.000 millones de dólares para 2050, además de proteger y restaurar la naturaleza. 

Revertir la pérdida de biodiversidad

Adoptar esfuerzos de conservación más ambiciosos, cambiar la forma en que producimos y consumimos alimentos, hacer que la producción y el comercio sean más eficientes, reducir el desperdicio alimentario y favorecer la salud. 

El estudio publicado en Conservation Letters afirma que prevenir la extinción de especies amenazadas con el control de las invasoras ha ayudado a salvar numerosas especies de aves y mamíferos. El Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi comprenden un marco de acción de diez años para todos los países y las partes pertinentes para salvar la diversidad biológica y mejorar sus beneficios para las personas. La meta 12 de Aichi establece que "para 2020, se haya evitado la extinción de especies amenazadas conocidas y sostenido su estado de conservación". El estudio resalta que las tasas de extinción hubieran s ido entre 3 y 4 veces mayores, si no se hubieran efectuado medidas de prevención y conservación de las  especies amenazadas.

Soluciones basadas en la naturaleza

La naturaleza puede proporcionarnos las soluciones necesarias. Algunos ejemplos:

  • Plantaciones de árboles para la absorción de COde la atmósfera.
  • Hacer de las fachadas de los edificios espacios verdes: captura el agua de lluvia, reduce la contaminación y modera los impactos de las olas de calor.
  • Proteger las costas o restaurar los manglares, arrecifes y marismas para protegernos del aumento del nivel del mar y los climas extremos.

Asegurar la protección del planeta supone invertir en protección y conservación del medio ambiente, así como cambiar nuestros hábitos de consumo y gestión de la alimentación.

ENTREVISTA EN ARAGÓN RADIO:

podcast aragon radio

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias #AlimentaciónSaludeInfancia #CienciayTecnología