Publicado por Equipo #PorElClima el Martes, 09 Marzo 2021
Equipo #PorElClima

Una nueva investigación demuestra que el cambio climático y las estaciones de polen ya están afectando a la salud de las personas en los Estados Unidos

 

El polen es una de las principales causas de problemas alérgicos, y afecta aproximadamente al 10% de la población general en algún momento de su vida.  El cuadro clínico derivado de la alergia al polen puede ser leve y de corta duración, provocando solamente molestias nasales y picores. Sin embargo, también puede derivar en cuadros más severos con afecciones respiratorios y oculares, como asma bronquial y conjuntivitis aguda. Las consecuencias sanitarias y económicas que genera la alergia al polen son considerables, siendo notables en el aumento de visitas a los centros médicos y las ausencias laborales.

El cambio climático está interconectado con el polen. Las temperaturas del aire más cálidas junto con un mayor número de días sin heladas, adelantan el proceso de crecimiento de las plantas y, por lo tanto, el inicio de la producción de polen. Si bien, las especies de plantas existentes en cada zona del planeta pueden influir de una manera más desfavorable, ya que existen plantas que son más sensibles a las altas temperaturas y producen más polen cuanto más caluroso sea el medio.

Asímismo, los elevados niveles de dióxido de carbono han generado una fotosístesis que ha dado lugar a plantas de mayor tamaño y de mayor producción de polen. Esto deriva en una temporada de polen bastante más temprana y de mayor duración. Según publican científicos en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'  las temporadas de polen ahora comienzan 20 días antes, son más largas y presentan un 21% más de polen que en 1990. El estudio concluía con una certera vinculación de las nuevas tendencias del polen con el cambio climático provocado por el hombre.

En algunos países como Estados Unidos y Canadá el cambio climático ha empeorado las temporadas de polen. Según centros para el control y la prevención de enfermedades de EE.UU., cerca de 19,2 millones de adultos han sido diagnosticados de alergia al polen.

Las alergias al polen no solo tienen un impacto estacional, sino que tienen un efecto severo y cambiante tanto en el medio como en las personas.

 

 

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias