Publicado por Equipo #PorElClima el Viernes, 30 Julio 2021
Equipo #PorElClima

Un estilo de alimentación enfocado a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero

Las personas tenemos diferentes opciones para reducir el impacto ambiental de nuestras acciones. Si redujéramos las emisiones de COque generamos en nuestra vida cotidiana, contribuiríamos a frenar el acelerado avance del cambio climático.

Podemos hacer mucho más de lo que creemos. Un ejemplo: la dieta baja en huella de carbono, que se extiende cada día más, y que se basa en la priorización de los productos frescos, de proximidad y de temporada, en la apuesta por lo ecológico y en la escasa presencia de envasados y procesados. 

Te damos las claves de este tipo de alimentación:

  1. La comida no se tira, di no al desperdicio alimentario. Planea bien tus compras y consume todos los alimentos de adquieras. Cuando vayas a restaurantes no pidas más de lo que puedes comer, ¿y si sobra? Pídelo para llevar.
  2. Incluye en tu dieta proteínas de origen vegetal y reduce el consumo de carne. ¡Únete a los 'Lunes sin carne', Meatless Monday.
  3. Di sí a los productos de proximidad. Investiga cuáles son los alimentos característicos de tu región. ¡Cuántos menos kilómetros hayan tenido que viaja hasta tu mesa, mejor!
  4. Utiliza siempre que sea posible opciones poco procesadas. Es mejor que hagas desde cero tu salsa favorita, que comprarla hecha. La huella de carbono de los alimentos procesados es mayor que la de los crudos o mínimamente procesados.
  5. Escoge productos con envases ecológicos o biodegradables.
Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias