Publicado por Familia Torres el Lunes, 16 Noviembre 2020

International Wineries for Climate Action, IWCA, tiene como misión conseguir la descarbonización del sector vitivinícola a nivel mundial.

Objetivos de la iniciativa

International Wineries for Climate Action, IWCA, nace para abordar el desafío ambiental más definitorio del mundo y crear una comunidad vinícola más limpia y resistente para las generaciones futuras mediante la actuación conjunta y coordinada de la comunidad vitivinícola mundial, con la intención de atenuar y revertir los efectos del cambio climático a través de la descarbonización del sector. 

Contribuye a reducir la emisión de gases de efecto invernadero mediante un compromiso común de reducción adquirido por cada bodega participante del grupo: reducción del 50% del total de emisiones de carbono en 2030 y tener un impacto positivo sobre el clima (Climate Positive) en 2050. 

A nivel operativo, el objetivo de IWCA a corto plazo es crecer en número de integrantes para llegar a ser el principal referente ambiental del sector a nivel mundial, y paso a paso acelerar la transición hacia la descarbonización. 

Resumen de la iniciativa

International Wineries for Climate Action, IWCA, es una iniciativa creada por Familia Torres y Jackson Family Wines (California), cuya misión es conseguir la descarbonización del sector vitivinícola a nivel mundial. 

Ambas familias comparten un compromiso multigeneracional por el respeto por el medio ambiente y las prácticas responsables y han logrado avances significativos en la reducción de sus impactos ambientales, incluida la reducción de las emisiones de carbono en más del 25% por botella de vino producida. 

IWCA es una iniciativa ambiental única dado su enfoque centrado en la reducción drástica de las emisiones de carbono, basado en objetivos claros y científicos. El grupo cuenta con un panel asesor formado por personas y organizaciones cuyos trabajos han resultado relevantes en el estudio del cambio climático, que guía y colabora con el grupo. 

Las bodegas que quieran optar a convertirse en Miembros del grupo (IWCA Members) deben cumplir los siguientes requisitos: 

  • Disponer del cálculo de la huella de carbono de la empresa, correctamente auditado e incluyendo los alcances 1, 2 y 3.
  • Adquirir el compromiso de reducir un 50 % el total de sus emisiones para el año 2030 y tener un impacto positivo sobre el clima (Climate Positive) en 2050.
  • Demostrar que la bodega se autoabastece, como mínimo en un 20%, con energías renovables procedentes de instalaciones ubicadas en la misma bodega o en conexión directa a ella. 
  • Haber demostrado al menos una reducción del 25% en las emisiones de CO2 por unidad de vino producido a partir de un año de inventario de emisiones de referencia. 

Se ha creado una segunda categoría que son Candidatos del grupo (IWCA Applicants) que han completado un inventario de GEI de referencia creíble que abarca los alcances 1, 2 y 3 y se han comprometido a cumplir con los requisitos restantes para alcanzar la plena acreditación Miembros del IWCA dentro de los próximos cinco años. 

Y finalmente una tercera categoría de Amigos del IWCA (IWCA Supporters) que pretende reunir a cualquier tipo de individuo, asociación o sociedad que comparta los valores de la IWCA y esté dispuesto a brindar apoyo al grupo de trabajo. 

Pocos meses después de su fundación, IWCA recibió el premio Wine Star Award 2019 de Wine Enthusiast a la mejor iniciativa social visionaria del año. Estos premios reconocen las empresas revolucionarias del sector que han obtenido logros excepcionales en el mundo del vino. 

Capacidad de reducción o absorción de CO2

Todos los Miembros IWCA deben tener una estrategia a medio y largo plazo para disminuir sus emisiones de CO2. El compromiso que se adquiere al sumarse a esta iniciativa es de reducir en un 50% las emisiones totales de CO2 para 2030 con un objetivo a largo plazo de tener un impacto positivo sobre el clima para 2050. 

Para monitorizar estos compromisos se hace necesario elaborar un inventario anual de emisiones, que como requisito adicional del IWCA, debe ser verificado por una entidad externa según la ISO 14064. 

El inventario debe incluir todos los procesos siguientes: vendimia, elaboración (vinificación), embotellado, tratamiento de residuos, transporte y distribución, consumo y posconsumo. 

El progreso será monitoreado cada dos años para una alineación continua con la misión de la organización. 

Además, para formar parte del IWCA, las bodegas deben haber logrado al menos una reducción de las emisiones de CO2 equivalente al 25% (por unidad de vino producido). Este resultado de reducción de emisiones se calculará respecto a un año de referencia según lo determine cada miembro individual, con la aprobación de los miembros fundadores del IWCA.

¿La iniciativa está alineada con la estrategia de reducción 1,5 ºC?

IWCA contempla entre los requisitos de acceso de sus miembros el cumplimiento de dos objetivos: uno a medio plazo (2030) de reducción de emisiones totales de todos los alcances de la actividad en un 50% y otro a largo plazo (2050) que supone tener un impacto positivo sobre el clima (Climate Positive). 

Para la evaluación de estos objetivos, así como del seguimiento de las reducciones progresivas que los miembros del IWCA vayan realizando, se hace imprescindible el cálculo de la huella de carbono de los 3 alcances, convenientemente auditado según la ISO 14.064, siendo este otro de los requisitos para acceder al grupo de trabajo. 

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias