Publicado por Fuerte Group Hotels el Jueves, 14 Noviembre 2019

Compromiso para la conservación de un lugar de enorme fragilidad que se sitúa en el enclave protegido Parque Natural y Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves, que alberga uno de los últimos bosques de pinsapos (especie en peligro de extinción) que quedan en el mundo.

Se trata de la conservación de un espacio natural de alto valor, pues los pinsapos están en peligro de extinción y además albergan una gran riqueza biológica.  Por otra parte, esta masa boscosa contribuye a reducir el CO2 en la atmósfera. En la actualidad en este espacio nos encontramos con gran cantidad de madera muerta acumulada, dándose pie a las condiciones óptimas para el desarrollo de plagas y enfermedades, además de representar un combustible ideal en grandes incendios. El proyecto ha consistido básicamente en un trabajo de ingeniería forestal (llamado técnicamente "servicultura preventiva") en una de las parcelas en peor estado, que se encontraba en una situación alarmante.

Para ello se han llevado a cabo las siguientes actuaciones:

  • Los árboles muertos se retiran y se destina lo aprovechable para combustible. El resto se pica para facilitar su descomposición y servir de nutrientes al suelo.
  • Tareas de limpieza y poda de ramas bajas muertas en los pinsapos vivos, consiguiéndose así reducir la probabilidad de que la llama ascienda a la copa del árbol en caso de incendio.
  • Mejoras conseguidas:
    • Reducción del riesgo de incendio forestal.
    • Aceleración de la dinámica natural del pinsapar. Al abrir claros incitamos a la regeneración natural de la masa.
    • Mejora de la biodiversidad. Al abrir huecos en la masa, antes ocupados por individuos muertos en pie, aparecen de forma natural otras especies forestales. Así, también creamos una barrera natural para impedir la expansión del hongo Heterobasidion abietinum.
    • Los desechos finos conformarán un manto protector multifuncional, disminuyendo considerablemente la escorrentía superficial del agua y la erosión.
    • Aumento de la capacidad de absorción de dióxido de carbono de la parcela de actuación.
    • En relación al cambio climático: los bosques representan un gran sumidero de CO2, y en concreto respecto al pinsapo, encontramos que posee una capacidad bastante alta de fijación de este gas.

Por último, todo el proyecto además se difundió mediante campañas de concienciación a través de diversos formatos: principalmente redes sociales, nuestra web y blog.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias