GALACTEUM

En GALACTEUM proporcionamos ingredientes de la máxima calidad a nuestros clientes operando principalmente en los sectores de alimentación, alimentación infantil y alimentación funcional. Queremos ser referentes en la valorización dentro del sector lácteo, con el objetivo de aportar las mejores soluciones a nuestros clientes y generando valor en nuestro entorno a través de la investigación, transformación y comercialización de ingredientes de alto valor añadido.

GALACTEUM se suma a la Comunidad #PorElClima

GALACTEUM se compromete a reducir con sus acciones la contaminación causante del cambio climático en el Planeta y a formar parte de la Comunidad #PorElClima, iniciativa pionera de personas, empresas, organizaciones y administraciones públicas que se unen con un objetivo común: ser protagonistas de la acción contra el Cambio Climático de acuerdo con las directrices marcadas con el Acuerdo de París.

GALACTEUM es una empresa láctea situada en el centro de Galicia. Su papel principal dentro de la cadena de producción es la fabricación de productos de alto valor añadido, especialmente productos en polvo, aunque también tiene una línea de negocio importante para la venta a otras industrias lácteas y una línea de envasados para consumidor final. GALACTEUM está participada mayoritariamente por AIRA, una de las cooperativas agrarias más grandes de Galicia, y de la cual obtiene la mayor parte de su materia prima.

La empresa está muy enfocada a la economía circular y la revalorización de residuos de otras industrias. De hecho, una buena parte de su materia prima está formada por sueros de queserías, un producto altamente contaminante en caso de ser vertido a la naturaleza, pero que GALACTEUM es capaz de transformar y revalorizar a productos como los sueros en polvo desmineralizados para su uso posterior en alimentación y fórmulas infantiles. De esta forma, la propia naturaleza de negocio de la empresa es sostenible y está en alineamiento con los objetivos de desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático.

Además de esto, la empresa ha realizado fuertes inversiones en tecnologías que permitan reducir su huella de carbono y consumo de agua. En esta línea, ha sustituido su antigua caldera de gasóleo por una moderna de GNL (Gas Natural Licuado), mucho más eficiente y con menos emisiones de CO2, así como la instalación de módulos de ósmosis inversa que permiten la reutilización de gran parte del agua de proceso, consiguiendo un ahorro de agua superior al 20% en determinadas días.

La empresa se encuentra además en un proceso de cálculo de la huella de carbono, para poder conocer mejor sus impactos y poder trabajar en su reducción.

Top